El "Yabrán" de los medicamentos complica a los Kirchner y a Zanola

El juez federal Norberto Oyarbide, quien investiga la mafia de los medicamentos y el viernes detuvo al empresario farmacéutico Néstor Lorenzo, conectó a la obra social del personal bancario con las actividades ilegales del detenido. Lorenzo es señalado como el dueño de Droguería San Javier y era socio de dos de las víctimas del triple crimen de General Rodríguez: Sebastián Forza y Damián Ferrón. Detrás de la pesquisa también se esconden los aportes de Lorenzo a la campaña presidencial de CFK. Paula Aballay, la mujer de Zanola, sería el nexo directo con Droguería San Javier.
El juez federal Norberto Oyarbide confirmó ayer que en la causa que llevó a la detención del empresario farmacéutico Néstor Osvaldo Lorenzo por la "mafia de los medicamentos" para cáncer, sida y hemofilia, "aparece con un cierto vínculo de sospecha importante la Obra Social Bancaria", comandada por el sindicalista K Juan José Zanola, como reveló PERFIL en sus últimas ediciones. No descartó citarlo a declarar. En el Policlínico y la Obra Social Bancaria (OSBA) la Justicia secuestró el viernes expedientes de historias clínicas.

Oyarbide también confirmó que Lorenzo tenía fotocopias de cheques por 945 mil pesos aportados a la campaña electoral de la presidenta Cristina Fernández y las envió a la jueza Servini de Cubría para que investigue esos aportes.

PERFIL entrevistó a Zanola dos días antes de la detención de Lorenzo, quien, para la Justicia, es el "proveedor absoluto de la Obra Social Bancaria". En La Bancaria intentan despegarse de Lorenzo alegando que Droguería San Javier "también brinda prestaciones a otras 80 obras sociales", dijo el secretario de Acción Social del sindicato, Sergio Palazzo. Sin embargo, como denunciaron en este diario Hugo Dessal, titular de la Comisión Gremial del Banco Nación, y empleados de la obra social y el Policlínico, Oyarbide investiga qué tan estrecha es la relación comercial de Zanola con el detenido Lorenzo.

Zanola deberá explicar porqué en la oficina de la obra social donde se preparan las historias clínicas de pacientes se encuentran trabajando dos personas allegadas a Lorenzo. El viernes, la Justicia buscaba recibos de sueldo de los empleados de la obra social bancaria para constatar si las firmas autorizantes coinciden con las de los recibos de San Javier.

Oyarbide también informó que personas vinculadas a San Javier trabajan o trabajaron en el Gobierno. Alejandra Ongaro, por caso, figura como miembro de San Javier, junto a Sergio Gustavo Blanco, detenido junto a Lorenzo el viernes. Pero además, fue asesora en la Superintendencia de Seguros de Salud entre 2006 y 2008, cuando el recaudador K Héctor Capaccioli y su segundo, Néstor Vázquez, manejaban la Súper. Oyarbide habló ayer de "muchos infieles dentro de organismos estatales que le brindaban protección muy acogedora" a Lorenzo.

—Empleados del Policlínico dicen que fueron trasladados como castigo por haber denunciado el suministro de medicación trucha de San Javier.

—No, hubo una única denuncia sobre medicación adulterada, y es la de Roche. La denuncia la hizo un médico. Los peritajes hasta el momento no determinan que el medicamento haya sido adulterado.

—Pero los trasladados a la provincia de Buenos Aires serían los mismos que se negaron a hacer tratamientos con medicación supuestamente adulterada.

—Hay rotación de personal. No hay traslados a la provincia, sino al Gran Buenos Aires. Esto es una empresa. Si yo traslado a alguien, ¿lo estoy persiguiendo?, ¿qué son?, ¿dueños del lugar? No hay ningún caso de lo que usted dice. Tienen mentalidad de empleados públicos.

—Dos enfermeras que aplicaban el medicamento Mabthera (de Roche) en oncología para realizar quimioterapia fueron trasladadas y luego renunciaron. San Javier habría entregado esos remedios. Ellas dicen que fueron castigadas por negarse a aplicar el medicamento adulterado.

—Es una palabra contra la otra. Es todo mentira. Sobre el truchaje de medicamentos tengo una opinión. Los primeros truchajes nacen en los laboratorios, especialmente los extranjeros. Los laboratorios de los países desarrollados acostumbran mandar a Africa y América latina medicación de segunda.

—¿Usted cree que si hay adulteración de medicamentos se produce en los laboratorios y no en las droguerías, como San Javier?

—No, puede haber adulteración en todos lados. El año pasado salieron 5.998 personas operadas del Policlínico. Así que mucha medicación trucha no hay.

—¿Cuántos pacientes fallecieron en el Policlínico?

—No lo sé.

—Usted dijo que no conocía ni había tenido contacto con Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón. Pero Forza y Ferrón eran proveedores de su obra social.

—¿Y por eso los tengo que conocer?

—Usted es el presidente de la obra social.

—¿Vos te creés que yo conozco quiénes son los proveedores? Yo no trato con todos los proveedores.

—¿Cómo conoció a Lorenzo?

—Lo conozco como prestador.

—¿Usted no se reunió con Ferrón, como contó su viuda, Mariela Izquierdo?

—Esa es la palabra de un muerto, lamentable. Rotundamente, no.

—¿Pero reconoce que Forza y Ferrón eran prestadores de OSBA?

—Sí. Forza no trabajaba solamente con nosotros.

—¿Qué tipo de prestaciones brindaba Farma Group, la farmacia de Ferrón?

—Qué sé yo.

—¿Y Baires Med, de Forza?

—Tampoco. ¡Qué sé yo qué proveía!

—¿Por qué la OSBA funciona con un fideicomiso que incluye una cláusula que garantiza que San Javier le haga las prestaciones más costosas?

—Esa clásula fue anulada inmediatamente, y fue antes de las muertes (del Triple Crimen).

—PERFIL accedió a una copia del fideicomiso firmado por usted y el BAPRO. Está incluida esa claúsula.

—Sí, yo lo firmé porque lo habían firmado todos. Cuando me puse a leer el contrato y vi San Javier, dije: "Afuera".

—Pero San Javier siguió como prestador. El entonces Defensor del Pueblo, Eduardo Mondino, denunció que se impidió que una comisión recorriera el Policlínico tras las denuncias de empleados por suministro de medicación trucha. ¿Por qué?

—No es así. Aparecieron inspectores que querían recorrer el lugar con médicos, pero no quisieron ir con un responsable de la institución.

—¿Por qué siguió contratando a San Javier a pesar de las denuncias de la Administración Nacional de Medicamentos (ANMAT), el Ministerio de Salud y la Defensoría del Pueblo? Es una droguería muy cuestionada.

—Cuestionada sí, pero se nos prohibió que le compráramos fuera de Capital Federal. En cuanto a la denuncia por la adulteración del medicamento Mabthera, nunca hubo ese medicamento adentro del Policlínico.

—Le muestro el documento de Roche informando que ese medicamento fue entregado por uno de sus médicos para que sea analizado. Es el mismo remedio que esas dos enfermeras se negaron a aplicar.

—Los peritajes dicen otra cosa.

—Un informe de la ANMAT del 20 de agosto de 2008 dice: "El Presidente de la firma San Javier declara: ‘Todos los Beriab T 1000 (remedio oncológico) comprados a Baires Med (la droguería de Forza) los retiran y controlan en San Javier y los remiten y controlan en OS Bancarios que actúa como depositario en sus heladeras’". ¿Esto tampoco es cierto?

—No tenemos heladeras.

—Los testimonios de empleados, médicos y pacientes, de su ex asesor Dessal, los documentos de ANMAT, Defensoría del Pueblo y Ministerio de Salud, de la viuda de Ferrón; el documento del fideicomiso con San Javier, el testimonio de Ocaña. ¿Para usted todos mienten y forman parte de una campaña en su contra?

—Sí.

Tres asesores, dos grabadores y un fotógrafo

Juan José Zanola (74) ingresa en la sala de reuniones del Consejo de Administración de la Obra Social Bancaria que él mismo preside. Viene con un cenicero en la mano que terminará lleno, al cabo de dos horas. Es miércoles 2 de septiembre. El sindicalista apoya el cenicero sobre la mesa de madera negra y se sienta al frente. Contesta todas las preguntas, y oscila entre la tensión y la calma. La entrevista solicitada por PERFIL a Zanola será reiteradamente interrumpida por quienes lo acompañan. A su derecha, Sergio Palazzo, secretario de Acción Social del gremio, y el abogado Fernando Luna, titular de la asesoría legal de OSBA. A la izquierda de la cronista de PERFIL, Eduardo Berrozpe, secretario de Prensa de La Bancaria, quien coloca dos grabadores sobre la mesa: uno apuntando a su jefe, otro a PERFIL. Zanola contrató un fotógrafo para que registrara no sólo la entrevista sino también a la cronista de este diario, durante las dos horas. Berrozpe fue quien se mostró más disgustado con PERFIL, y llegó a elevar desmedidamente el tono de voz y las agresiones a la cronista, que obligaron a Zanola, Palazzo y Luna a interceder para descomprimir las discusiones con este diario. El principal encono de Berrozpe con PERFIL es por la publicación de la frase "Sospechosamente, el fideicomiso fue firmado el 13 de agosto, el mismo día que fueron encontrados los cuerpos de Forza, Bina y Ferrón en General Rodríguez"; dos de las víctimas eran proveedores de la obra social. Palazzo también criticó la investigación periodística y calificó dicha frase como un "exceso"

Comentá la nota