Winifreda celebro sus 94 años y la intendenta pidió unidad

Tres empleados municipales, con 25 años de servicio, recibieron una plaqueta. "Sigamos el ejemplo de honestidad y humildad que nos legó Alfonsín", dijo Herlein al recordar al fallecido ex presidente.
Los actos centrales por el 94 aniversario de Winifreda se desarrollaron ayer en la plaza San Martín, donde fueron distinguidos tres empleados municipales que cumplieron 25 años de servicio en la administración pública lugareña. La intendenta Berta Herlein brindó un discurso alusivo al acontecimiento y hubo un espectáculo musical. Las actividades comenzaron después de las 18 con el arribo al paseo público de autoridades municipales, del juzgado de Paz, concejales, representantes de instituciones intermedias y también asistió el diputado provincial Sergio Pregno (Frepam). Paralelamente ingresaron las banderas de ceremonias de las escuelas locales y rurales. Como viene sucediendo en los últimos años no se hizo presente ningún funcionario del Ejecutivo provincial, aunque esta vez el gobernador Oscar Mario Jorge envió un telegrama de salutación. Tras las estrofas del Himno Nacional, se hizo un minuto de silencio en memoria de los soldados caídos en la gesta de Malvinas y en homenaje al fallecido presidente de los argentinos, Raúl Alfonsín. Seguidamente los tres empleados que cumplieron dos décadas y media de trabajo en la municipalidad y tienen la responsabilidad de mantener limpia y ordenada la localidad recibieron una plaqueta. Los homenajeados fueron Héctor Omar Koller, Julio César Fischer y Elvio Mario Ponce.

"Pasión winifredense".

Durante su alocución Herlein apeló a la unidad entre los vecinos para superar las adversidades. "Gobernamos una localidad que nos legaron los primeros pobladores. Lo hacemos no sólo desde la política ni de la administración fría sino desde el corazón", dijo. Luego agregó: "Vengo a recrear una pasión profunda que seguramente se encuentra en cada uno de ustedes: la pasión de ser winifredenses. Pero nada puede hacerse desde el municipio sino existe un vínculo potente que nos una aún en nuestras grandes diferencias. Es necesario potenciar ese vínculo que une a vecinos de un barrio con el otro, al sector privado con el público, a los jóvenes con los mayores, a padres con hijos, a los que se quedaron con los que regresaron, a oficialistas con oposición. Ese lazo social y afectivo sólo debe llamarse Winifreda. No concebimos otro modo de progresar ni de enfrentar las adversidades que no sea desde la unidad de todos".

Más adelante, recordó al ya mítico líder Raúl Alfonsín. "Hemos perdido un hombre de bien, a un gran defensor de la democracia, de las instituciones, del diálogo y el consenso como único modo de resolver conflictos. Le debemos el mayor de los honores: seguir su ejemplo de honestidad y humildad que sólo tienen los grandes. Su legado debemos adoptarlo para que mancomunadamente podamos ver crecer a nuestro pueblo como todos anhelamos", finalizó. La jornada culminó con la actuación del grupo folclórico Los de Trenel, que cosecharon fuertes aplausos.

Comentá la nota