Werthein, un nuevo conductor

Con un margen menor que el esperado, Gerardo Werthein se impuso en las elecciones del Comité Olímpico Argentino (COA) y asumirá la presidencia el 4 de octubre próximo. El empresario totalizó 34 votos, diez más que Alicia Masoni de Morea, titular actual de la entidad que rige el olimpismo en nuestro país, en una votación en la que participaron 58 de los 62 habilitados en la sede de la calle Juncal.
Si bien la nómina incluía 62 electores -55 representantes de las federaciones deportivas y siete miembros permanentes del COA-, estuvieron ausentes Arturo Canovi y el ex presidente Julio Cassanello, y quedaron inhabilitadas, por estar intervenidas, las federaciones de natación y de taekwondo.

"Mi primer objetivo es dejar el manejo unipersonal, que fue una marca en el COA, y formar un equipo para profesionalizar todas las áreas deportivas y darles un valor agregado", señaló Werthein, que fue jefe de misión de la delegación nacional en los Juegos de Pekín 2008.

Como el vencedor no consiguió los dos tercios necesarios para imponer su lista completa, se realizó una segunda votación -todas se realizaron a sobre cerrado- para el resto de los puestos en pugna, y el de vicepresidente 1° recayó en Masoni de Morea. "Si me hubiera tocado perder, no me habría presentado a ningún cargo, pero el estatuto habilita esta situación", dijo Werthein al respecto. Por su parte, Masoni comentó: "Tengo la intuición de que vamos a hacer una buena pareja con Werthein". Mario Moccia será el secretario general del COA, y el representante de la federación de boxeo, Hugo Rodríguez Papini, fue elegido vicepresidente 2°.

* Juan Curuchet: "Esto cambiará la historia"

"La llegada de Werthein cambiará la historia del deporte argentino. Más allá de la amistad que tenemos, sé que va a trabajar por la dignidad de los atletas. Es bueno que haya alguien que escuche a los deportistas; él viene a poner y no a llevarse nada", dijo Juan Curuchet, designado miembro permanente del COA, satisfecho con el resultado de la elección.

Comentá la nota