"Webber miente".

VOLEY: Milinkovic asegura que el DT no dice las verdaderas razones para no citarlo. " Si hubiera dicho 'no lo llamo porque no quiero que sea capitán', estaba perfecto".
El martes por la tarde, Javier Weber dio a conocer su primera lista de convocados para la Selección y hubo una ausencia que hizo ruido. Marcos Milinkovic no estuvo entre los 19 nombres que comenzarán la preparación para la Liga Mundial a fines de abril. Entre las razones de la ausencia del hombre de La Unión, el entrenador le explicó a Olé que: "Nos juntamos a charlar en buenos términos y con Milinkovic no tenemos las mismas prioridades. El prefiere estar más con su familia y está bien". Ante la consulta de si Marcos le había solicitado la capitanía, el ex armador aseveró que "él no puso ninguna condición".

Desde Formosa, sin levantar demasiado la voz, Milinkovic se mostró decepcionado y tuvo palabras de dureza con quien compartiera en cancha la Selección y Unisul de Brasil. "Como entrenador, Weber tiene derecho a elegir a quien considere conveniente. Pero no dice toda la verdad. Weber miente. Si hubiera dicho 'no lo llamo porque no quiero que sea capitán', estaba perfecto. Hablamos hasta la noche del lunes y no quiso negociar en ningún sentido. Era su condición: si yo quería ser capitán no entraba en la lista. Además, me molestó que involucrara a mi familia", afirmó el opuesto, de 37 años.

-¿Vos pusiste a tu familia como prioridad?

-No. El me dijo que si llegaba a la final de la Liga había una semana de vacaciones. Yo le pedí diez días para irme a Serbia a buscar a mi mujer y mis hijos y me dijo que era lo mismo, que se podía hacer. Ellos iban a venir a verme jugar acá y me iban a seguir en los partidos en Serbia y Francia.

-¿Vos no pediste ninguna clase de privilegios o ser titular, como se sugirió en diversos medios?

-Jamás. Tuvimos varias charlas y no pedí nada especial para mí. Ni ser titular ni la primera opción de ataque. No le puse ninguna condición. Lo escuché y acepté el proyecto que él me ofreció. Me gustara o no, le dije que sí a todo. No pensábamos igual, pero le dije que quería estar en este proyecto.

-¿Qué era lo que te había pedido Weber que hicieras en el equipo?

-A mi edad yo no puedo pretender seguir un ciclo olímpico. Habíamos hablado que lo ayudara a armar el grupo nuevo en el 2009, que trabajara con el opuesto que él eligiera para foguearlo a futuro. Que ayudara a recuperar la mentalidad de equipo que se había perdido. Le simplificaba mucho el trabajo que yo estuviera ahí.

-¿Por qué tu insistencia por pedir la capitanía?

-En un grupo no siempre el capitán es el que lleva la cinta sino el que tiene verdadera experiencia. Más allá que ahora haya elegido a Rodrigo Quiroga, en el vestuario los que tendrán la voz cantante serán el Caño Spajic y el Ruso Meana por los años que tienen de Selección. En cuanto a mí, quería tener la alegría de no irme de la Selección con el recuerdo del Preolímpico de Formosa, con la final perdida ante Venezuela. Yo le firmaba que quería un torneo en un contexto más lindo al menos para despedirme ante la gente. Un partido, al menos. Se ve que mantenerme la capitanía pesaba más que su supuesto plan.

-¿Y ahora?

-Si me pongo a pensar, creo que se acabó la Selección para mí. No va a haber otra lista en lo que resta del año y no sé en dónde estaré parado en el 2010. Ahora me sentía bárbaro, en un buen momento físico y de juego. Mirá que me fui de la cancha triste por perder muchos partidos, pero nunca tuve una decepción así...

Comentá la nota