Wayne y Goose colaboraron con la construcción de una casa en Luján

Los embajadores de Estados Unidos y de Sudáfrica compartieron una mañana y trabajaron junto a los futuros dueños del hogar.
El sábado pasado, en el barrio Americano, Hábitat para la Humanidad Argentina (HPHA) continuó la construcción de una nueva casa para una familia en necesidad. A partir de las 9 de la mañana se hizo presente la brigada que emprendió el trabajo, junto a los dueños del futuro hogar. Entre los integrantes del grupo se encontraban el embajador de los Estados Unidos en Argentina, Earl Anthony Wayne, y su par de Sudáfrica, Peter Goosen, ambos acompañados de sus esposas y otros representantes de las embajadas.

El embajador de Estados Unidos en Argentina, quien trabajó durante toda la mañana a la par de la extensa brigada, dijo: “Es la primera vez que tengo la oportunidad de participar físicamente en una actividad de Hábitat, pero he apoyado con dinero cada año. Es un buen trabajo, me sentí muy bien”.

Una vez finalizado el trabajo planeado para ese día, algunos integrantes de la brigada y ambos embajadores fueron a visitar a dos familias que ya están viviendo en sus casas construidas con la ayuda de Hábitat y a escuchar sus historias. El embajador norteamericano rescató la emotividad de ese encuentro. “Había una familia que nunca tuvo una casa y había vivido en la calle y luego siete años en una iglesia. Para ellos tener una casa propia es un gran paso, algo muy importante. La otra familia también nos habló sobre los voluntarios, todas las personas que había durante muchos meses en la construcción de su nueva casa. Es claro que es un trabajo que hace una diferencia importante”.

Wayne también se tomó su tiempo para compartir con la familia que, dentro de algunos meses, obtendrá su nueva vivienda: “Estuve hablando con sus chicos y fue una experiencia muy especial para mí y para mis amigos de la embajada también”.

Daniel, dueño de la futura casa, se mostró muy emocionado y agradecido por lo que está viviendo. “Yo nunca me imaginé que iba a haber tanta gente ayudando, estoy muy contento. Desde nuestro punto de vista, sacar un crédito hipotecario era inaccesible, porque yo trabajo todo el día, pero tengo pocos ingresos y por eso estoy muy feliz con lo que estamos haciendo acá”, comentó.

Lorena, esposa de Daniel, fue la encargada de la familia de contactarse con la asociación civil. “Mi hermana y una amiga hicieron también sus casas y me ayudaron a comunicarme con Hábitat, así que gracias a ellas yo tengo esta oportunidad”. Además de demostrar su felicidad y colaborar con el trabajo de la brigada, Lorena compartió que ya había estado ayudando en otras construcciones: “Eso también fue muy lindo, así que si Dios quiere y yo puedo, voy a seguir ayudando después de terminar mi casa. Porque si me dan una mano a mí, yo también tengo que dar una mano”.

Patricia, una de las responsables de que esta asociación funcione en el país, contó cómo fueron los inicios de Hábitat Argentina. “Yo empecé en 1998 con un grupo de profesoras. Nos dimos cuenta de que esta organización sería muy útil en Argentina y les escribimos una carta. Ellos nos contactaron con una persona de Luján que también se había comunicado con ellos y empezamos a tener reuniones. Finalmente, ellos mandaron uno de sus representantes y así empezamos. En Santa Fe ya construimos muchas casas y también ayudamos a la gente a ampliar sus viviendas, con una habitación extra o un baño si eso les hacía falta”. Además, reconoció que la mejor parte de su trabajo es poder compartir con las familias que recibirán la casa, “poder hablar y trabajar con ellos es muy importante para nosotros, porque nuestra meta realmente es enseñar, y hacerlo de una manera que sea sostenible. Nosotros hacemos esto para demostrarle a la gente que ellos mismos pueden hacerlo”.

El inicio de la construcción de este hogar en el barrio Americano había empezado semanas atrás con la ayuda de integrantes de Hábitat Bolivia, continuó durante la mañana del sábado y se extenderá por alrededor de cuatro meses más, según el arquitecto de la obra. Durante esta jornada de trabajo, se contó con alrededor de 30 voluntarios, todos extranjeros, que llegaron al país simplemente para participar de estas actividades. Patricia comentó que, a pesar de que desde la asociación tratan de limitar las brigadas a no más de 15 voluntarios -lo que les resulta la mejor cantidad para el espacio físico con el que cuentan-, este grupo se manejó muy bien y realizó el trabajo de manera rápida y organizada.

Carolina Mansur, coordinadora nacional de movilización comunitaria y sensibilización, explicó cuáles son los objetivos de Hábitat en Luján: “En principio, lo que nosotros queremos hacer es movilizar a la comunidad local para concientizar sobre la necesidad de vivienda que hay en la zona, que es bastante alta. Según la Municipalidad hay aproximadamente cuatro mil personas con necesidad de vivienda y en situación crítica. Eso sin contar a las familias que ya tienen su terreno, pero no tienen acceso a algún tipo de crédito que les permita construir”. Mansur dijo que desde Hábitat están invitando a todas las personas que deseen ser voluntarios. “Estamos organizando brigadas mensuales de construcción. Esto es: un grupo de voluntarios que viene durante un día y ayuda en algunas tareas a las familias para que se pueda avanzar con la casa”. Además, reconoció la importancia de contar con personas que estén dispuestas a ayudar: “Si todo esto no estuviera hoy acá, lo que están haciendo en un día, por ahí les llevaría, dependiendo de la actividad, dos o tres semanas”.

¿Cómo ser voluntario de Hábitat?

Cualquier persona que quiera colaborar puede hacerlo. No hace falta tener conocimientos previos de construcción ya que esta organización cuenta con gente especializada en estos temas.

Además, desde Hábitat intentan ofrecer una gran variedad de opciones a la hora de buscar voluntarios, para mantener las puertas abiertas a aquellas personas que puedan estar imposibilitadas para hacer determinados trabajos físicos.

Algunas de las actividades en las que se puede colaborar, fuera de las actividades de construcción, son: realizar talleres con las familias, asistir en tareas administrativas, ayudar en tareas de la oficina o reunirse para recibir a los grupos de extranjeros que vienen a ser voluntarios a Hábitat Argentina y ofrecerles una guía turística-cultural de la ciudad.

Para recibir información sobre este tema, comunicarse con Ignacio Melano, responsable de Movilización Comunitaria de Luján al 02323-430160, por mail a movcomlujan@hpha.org.ar o en la oficina de Hábitat Luján en Rawson 1148.

Comentá la nota