Wayne confirmó que deja Buenos Aires para ser el nuevo embajador norteamericano en Afganistán

Así lo confirmó en una conferencia de prensa que dio junto al ministro de Justicia, Aníbal Fernández. Su lugar en la delegación diplomática en la Argentina será ocupado por Vilma Socorro Martínez
El diplomático norteamericano despejó así la última duda que queda en torno a los movimientos que produjo el Departamento de Estado en las últimas semanas, a raíz del reemplazo de su representante en la capital argentina.

Earl Anthony Wayne así reveló que su función, tras una intensa labor de tres años en Buenos Aires, será la de emprender una de las tareas más complejas que tiene la administración Obama en el mundo: la de resolver el conflictivo estado de Afganistán.

Ese país, al igual que Pakistán, son las dos prioridades geopolíticas que el nuevo gobierno que surgió tras la presidente de George Bush se dio en el marco de su lucha contra el terrorismo, desplazando a Irak.

En las últimas semanas se había revelado que el lugar de Wayne iba a ser ocupado por Vilma Socorro Martínez, una destacada abogada defensora de los derechos de las mujeres y de las igualdades de género, aunque la situación del aún embajador no había tomado estado público.

En la conferencia que dio junto al ministro de Justicia y Seguridad argentino, Aníbal Fernández, en una de sus últimas apariciones públicas como delegado de Washington ante la Casa Rosada, Earl Anthony Wayne confirmó que la tarea que tiene por delante será uno de los desafíos más importantes en su ya dilatada carrera en el ámbito de las relaciones internacionales.

Comentá la nota