Washington admite que el desempleo llegaría a 10%

Lo dijo el titular del Tesoro de EE.UU. La Bolsa de Nueva York se vio afectada.
El desempleo en Estados Unidos ya llega a 8,9% y ayer el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, admitió que podría trepar a dos dígitos, o sea, a un puso del 10%.

Esa noticia, más una consistente masa de pedidos de subsidios por desocupación, que ya abarca a casi 7 millones de personas, golpeó duro ayer a Wall Street.

El número de trabajadores estadounidenses que reclamaron por primera vez el seguro de desempleo se redujo levemente en la última semana, pero el total de aquellos que siguen pidiendo ese beneficio ya está cerca de los 7 millones, informó ayer el Ministerio de Trabajo. Y en total, suman 16 semanas seguidas de un pico histórico en el reclamo de ese subsidio.

Según cifras de la cartera laboral, la cantidad de personas que debieron pedir por primera vez el seguro de desocupación había crecido de manera notable en las semanas anteriores a causa de los despidos en las empresas automotrices. A fines del mes pasado, por ejemplo, Chrysler se declaró en quiebra controlada y despidió a unos 27.000 trabajadores.

Pero la semana última, indicó el Ministerio, el número de personas que fueron por primera vez a las oficinas que conceden una suma de dinero a los desocupados cayó hasta un total ajustado de 631.000, contra los 643.000 revisados de la semana previa. Sin embargo, el número sostenido en los últimos cuatro meses muestra un pico histórico.

La nueva señal de crisis hizo bajar en la víspera a la Bolsa de Nueva York en 1,5%. El dato es "un obstáculo para la reactivación del consumo y para la recuperación del mercado inmobiliario", advirtió Patrick O'Hare, de Briefing.com a la agencia de noticias France Press. Entre los inversionistas hay también preocupación sobre qué tan bien los gobiernos pueden manejar el gasto público para estimular a sus economías, luego de que la firma evaluadora de riesgo crediticio Standard & Poor's dijo que podría reducir la calificación de Gran Bretaña (aun en el máximo que otorga esa agencia, AAA) por su elevado nivel de deuda.

Los corredores temen que la economía no se recupere con la rapidez que se esperaba cuando el mercado comenzó a registrar una tendencia alcista a comienzos de marzo. Las acciones terminaron mixtas el miércoles después de que la Reserva Federal dijo que la economía podría contraerse más de lo pronosticado en el 2009. Y ayer bajaron.

Pese a que el gobierno de EE.UU. está inyectando fuertes sumas de dinero en la economía, especialmente en el sector financiero, los precios de las viviendas siguen bajando, y el desempleo continúa siendo el más alto del último cuarto de siglo.

Comentá la nota