Walter Giuliani asumió como titular del flamante Juzgado de Familia local

El nuevo magistrado estará acompañado por un equipo interdisciplinario compuesto por psicólogos, psiquiatras y asistentes sociales, así como también, secretarios y consejeros de familia. Este órgano entrará en vigencia el martes de la semana próxima.
Asumió ayer en un marco importante de público constituido por autoridades judiciales, personal del Poder Judicial y familiares, el juez de Familia, Walter Giuliani.

La ceremonia se llevó a cabo en la sala de audiencias de la Cámara de Apelaciones, donde un cuerpo de magistrados, le tomó juramento al titular del nuevo Juzgado, que entrará en vigencia el martes próximo.

El acto estuvo presidido por la doctora Graciela Scaraffía, integrante de la Cámara Civil y Comercial de nuestra ciudad, quien previo a tomarle juramento a Giuliani expresó: "la creación y puesta en marcha de este fuero especializado se debió fundamentalmente a la gestión del Colegio de Abogados de Pergamino, como así también la cooperación del Colegio de Magistrados y de la comunidad en general, a través de sus representantes políticos.

"Sin duda alguna contar con este fuero especializado en asuntos de familia contribuirá a dar una mayor respuesta, teniendo en cuenta que dispone de un equipo de psicólogos y psiquiatras que sin duda va a redundar en una mejor administración de justicia. Creo que hoy el doctor Walter Giuliani y su equipo tienen un gran desafío".

Al finalizar la jura el nuevo magistrado recibió las salutaciones de autoridades judiciales, personal del Poder Judicial, abogados, familiares y amigos.

Más tarde, en diálogo con LA OPINION, el flamante juez de Familia, se refirió a la competencia del nuevo órgano que presidirá, la importancia que tendrá para darle celeridad a los trámites y la etapa de su carrera profesional en que le toca asumir este desafío.

"El Juzgado de familia va a contener un equipo interdisciplinario compuesto por psicólogos, psiquiatras y asistentes sociales, como así también, secretarios y consejeros de familia, además del juez.

"El procedimiento va a estar dividido en dos etapas, una previa que estará a cargo del consejero de familia, en la que se busca la conciliación mediante una mediación con las partes y una etapa del juicio. Anteriormente estos casos le correspondían al Juzgado Civil y Comercial y era directamente la etapa de juicio. Al conformarse los juzgados de familias unipersonales, en los departamentos donde funcionaban los tribunales, también debieron ser modificados".

Respecto a los temas de injerencia del Juzgado de Familia, Giuliani explicó que "el mismo tiene competencia en temas de divorcios, alimentos, regímenes de visitas, tenencias y filiación, que son los casos más frecuentes, es decir los derechos que atañen a la familia en sí".

Al ser consultado, el flamante magistrado se refirió a la etapa de su carrera profesional en que le llegó el cargo. "Tengo muchos años de profesión, siempre estuve ligado al derecho de familia y atento a que se creaba el cargo por primera vez decidí concursarlo y luego me designaron para ello.

Este Juzgado de Familia buscará celeridad en los trámites y si bien los mismos suelen resultar lentos porque la Justicia funciona así, pretenderemos lograr mayor rapidez para la resolución de casos. Esto es lo que la reforma ha querido lograr con la creación de los mismos.

Comentá la nota