Wall Street se hunde en un contexto de desplome de los mercados internacionales

Pese al blindaje comunitaria, hubo históricos derrumbes en las plazas europeas; importantes retrocesos en Nueva York por la desconfianza en el plan de Bush y el temor a una recesión; el Dow Jones, por debajo de los 10.000 puntos

Sumidos en la preocupación por la inestabilidad del sistema financiero mundial, los mercados internacionales reaccionaron hoy negativamente a la aprobación del plan de rescate propuesto por el presidente estadounidense George W. Bush, el blindaje aprobado en Europa por los países desarrollados de la región y temor a una recesión mundial.

Antes de la apertura Wall Street, la Reserva Federal estadounidense anunció que empezará a pagar intereses por las reservas de los bancos comerciales estadounidenses y que aumentará por etapas su línea de refinanciamiento ofrecida a los bancos a US$ 300.000 millones para aumentar su liquidez.

No obstante, más tarde, en la bolsa de Nueva York, el Dow Jones de Industriales, el índice más importante de Wall Street, bajaba un 4,04%, después de que la semana pasada descendiera un 7,34% en su conjunto, el peor periodo de este índice desde julio 2002. Hoy cayó bajo la barrera de los 10.000 puntos, por primera vez desde fines de 2004. El S&P 500 retrocede un 4,53%.

Imbuídas en un contexto de incertidumbre, las bolsas europeas abrieron con fortísimas bajas. Casi al finalizar la jornada, el índice FTSE 100 de la bolsa de Londres perdía 6,67%, el CAC 40 de la bolsa de París sufrió su mayor caída histórica (9,04%) y el Dax de la bolsa de Francfort bajó 7,07%. El índice Ibex 35 de la bolsa de Madrid perdía 5,15%, mientras que la bolsa Milán cayó un 8,24% (que alcanzó un mínimo récord).

En tanto, las dos bolsas de Moscú, el Micex, cotizada en rublos, y el RTS, cotizada en dólares, anunciaron hoy la suspensión de sus cotizaciones debido a caídas de más de 14% y 15% respectivamente.

El euro pasó por debajo de los 1,35 dólares hoy cotizándose a 1,3481 dólares, un nivel que no se alcanzaba desde el 22 de agosto de 2007. En tanto, el Banco Central Europeo (BCE) adjudicó hoy US$ 50.00 millones con vencimiento mañana y a un tipo de interés marginal del 4% en una operación extraordinaria para inyectar liquidez.

Antes de la apertura de los mercados en el Viejo Continente, la bolsas asiáticas ya habían sido víctimas de la falta de confianza de los inversores. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con un retroceso de un 4,25%, mientras que la de Shanghai cerró con una pérdida del 5,23%. Por su parte, en Hong Kong perdió un 5%.

Planes. Los gobiernos francés, británico, italiano y alemán acordaron el sábado tomar medidas digitadas nacionalmente para salvar a los bancos en problemas. Criticaron la decisión de Irlanda de asegurar totalmente los depósitos en los bancos.

El viernes último, con la economía al borde del abismo, el Congreso norteamericano aprobó en una histórica votación el plan de rescate financiero de 700.000 millones de dólares, lo que significó darle luz verde a la mayor intervención estatal en los Estados Unidos desde la Gran Depresión.

El plan otorga al Tesoro 700.000 millones de dólares para comprar los valores "tóxicos", principalmente inmobiliarios, que ahogan a las instituciones financieras que los mantienen.

A diferencia del proyecto original, la ley de rescate aprobada incluye descuentos fiscales que rondan los 150.000 millones de dólares y amplía los beneficios de salud en algunos contratos laborales, lo que permitió que varios legisladores cambiaran su voto.

Comentá la nota