"Vuelvo a trabajar al banco, se hizo justicia"

El jefe del BCRA había sido removido por decreto. Tras presentar un amparo, una jueza le dio la razón. El Gobierno piensa en una apelación o echarlo después de que se expida el Congreso.
"Vuelvo a trabajar al banco. Se hizo justicia". Apenas 14 horas después de haber dejado el cargo, el removido presidente del Banco Central, Martín Redrado, volvió a ocupar su despacho por orden de una jueza. Ocurrió ayer cerca de las cinco de la tarde, luego de que Redrado presentara un amparo contra el decreto de necesidad y urgencia del Ejecutivo por el cual se lo despidió. Una vez en funciones, el banquero central mantuvo encuentros con sus colaboradores y con sus abogados para analizar la estrategia de los próximos días. "No he incumplido los deberes de funcionario ni tuve una mala conducta. No tuve derecho a la defensa y por eso presenté el amparo", dijo Redrado anoche al canal de noticias TN.

El Gobierno dejó trascender dos versiones contrapuestas sobre lo que hará tras el fin de semana. Una, deslizada a través del diputado Héctor Recalde, dio cuenta de una inminente apelación del fallo que repuso a Redrado en Reconquista 266. La otra mencionó la posibilidad de que el funcionario quede en ese lugar hasta que se reúna la comisión bicameral para analizar el caso. Como el resultado de ese debate no es vinculante con la decisión del Ejecutivo sobre la suerte de Redrado, Cristina Fernández lo desplazaría en ese momento. Si fuera así, el Gobierno se allanaría a lo que manda la Carta Orgánica del Banco Central para sacar a su presidente.

Si algo hay seguro es que Redrado vivió horas intensas. Después de resistir en su despacho miércoles y jueves, tras el pedido de renuncia de Aníbal Fernández, dio un paso al costado en la madrugada del viernes, poco después de que la Presidenta firmara el DNU para echarlo. A las 2.40 de ayer abandonó el edificio del Central. "No renuncio ni renunciaré", les dijo a los periodistas que montaban guardia sobre la calle Reconquista. Cumplió. Horas más tarde, después del desayuno, se presentó en Tribunales planteando una acción de amparo que lo restituya en el cargo. Lo logró a primera hora de la tarde gracias a un fallo de la jueza María José Sarmiento.

El banquero, un hombre que cultivó un bajísimo perfil público durante los cinco años y medio que lleva en el cargo, volvió a hablar con el periodismo a la mañana. "Estoy convencido de que las reservas tienen que quedar dentro del Banco Central porque son de todos los argentinos, no son de nadie en particular".

La jueza Sarmiento le dio la razón al funcionario con un fallo categórico. Sostuvo que el decreto que lo sacó del poder carecía "de toda urgencia y necesidad, siendo que es nada más y nada menos que un ardid para sustentar una decisión arbitraria, infundada e ilegítima". Además, la magistrada concluyó que el titular del Central era "un obstáculo" para que el Gobierno pudiera usar las reservas.

Por la noche, Redrado recibió al canal de noticias TN, propiedad del Grupo Clarín, para dar su versión de los hechos. Desde su despacho en el Banco Central, el funcionario reveló que Cristina le contó la existencia del decreto del Fondo del Bicentenario tan sólo media hora antes del anuncio. Y que cuando Aníbal Fernández le pidió la renuncia, se limitó a decirle "que cumpliera la ley". También descartó que por el conflicto suscitado por su remoción vaya a complicarse la situación del mercado financiero.

El desplazamiento y la posterior reposición del jefe del BCRA tuvieron una amplia cobertura en los medios extranjeros. La revista inglesa conservadora The Economist publicó en su última edición una nota titulada "Las reservas o tu trabajo. El ultimátum presidencial al jefe del Banco Central". El artículo, que llegó a los principales bancos internacionales, comparó la decisión de Cristina de crear el Fondo del Bicentenario y la despedida de Redrado con la suba de las retenciones al campo y la nacionalización de las AFJP. Según el semanario "el gobierno de Cristina desarrolló una insaciable hambre del dinero de la gente". La cuestión fue ampliamente desplegada también en otros medios electrónicos extranjeros, como por ejemplo el sitio del diario carioca O Globo.

De defensores del INDEK a anti-Redrado

Un grupo de militantes kirchneristas volvió a movilizarse ayer frente a la puerta del Banco Central para exigir la salida de su presidente, Martín Redrado. Pero esta vez la nota la dieron varios miembros de la tropa que responde a Guillermo Moreno en el INDEC, que se dejaron ver con pancartas y volantes contra el economista. Según revelaron fuentes del oficialismo, las organizaciones sociales K que responden a Luis D’Elía y Edgardo Depetri planean nuevas movilizaciones para la semana próxima.

La denuncia fue para Oyarbide

El gobierno nacional denunció ante la justicia federal al resistente titular del Banco Central Martín Redrado por "mala conducta e incumplimiento de los deberes de funcionario público". La denuncia presentada por la Procuración General del Tesoro, que centraliza al cuerpo de abogados del Estado, cayó en el Juzgado Federal 5, a cargo del mediático Norberto Oyarbide.

Se trata del mismo juez que hace un par de semanas sobreseyó a Cristina y Néstor Kirchner en la causa por presunto enriquecimiento ilícito, a raíz del crecimiento patrimonial K, que pasó de 27.802.400 a 44.307.672 de pesos a lo largo de 2008.

La Procuración, que encabezó la demanda contra Redrado, tiene jerarquía equivalente a un ministerio, está dirigida por Osvaldo César Guglielmino y depende directamente de la Presidencia de la Nación.

La denuncia penal se concretó el jueves por la tarde, poco después de que Cristina Fernández anunciara el decreto por el que despedía a Redrado del Central. Ayer se supo que será Norberto Oyarbide quien deberá decidir si el nuevo enemigo público de los Kirchner obró con "mala conducta" o no.

Comentá la nota