Vuelven a tambalear las Bolsas en el mundo por temor a mayor recesión

Con fuertes pérdidas en las Bolsas asiáticas abrieron ayer los mercados del mundo, anticipando otra jornada para el olvido en la que Wall Street cayó cerca de 2,5%.
En Asia, Tokio perdió más de 6% y Hong Kong, casi 13%, mientras que en Europa las bajas rondaron 3,5%. Los inversores siguen escépticos respecto de las bondades y los resultados de los megarrescates bancarios. A esto se suman las mayores preocupaciones sobre las sombrías perspectivas de la economía mundial y los pronósticos recesivos, que potencian los temores sobre las ganancias corporativas. En la región, la Bolsa paulista sufrió otro duro revés al caer más de 6%, mientras que el dólar en Brasil bajó 3,6%, a 2,24 reales. En el mundo, la divisa estadounidense siguió ganando terreno y contra el euro avanzó 0,82%, a 1,25. Hoy y mañana, la Reserva Federal se reúne para decidir sobre la tasa de interés, y el mercado especula con que puede recortarla hasta 1% anual. Si bien esta baja no tendría impacto inmediato, despejaría ciertos nubarrones sobre los mercados financieros.

Con la expectativa puesta en la nueva reducción en las tasas de interés de la Reserva Federal y con renovados temores a una inminente y pronunciada recesión, ayer las acciones líderes de la Bolsa de Nueva York registraron pérdidas en otra jornada de volatilidad e intranquilidad: el Dow Jones retrocedió 2,4%; el S&P500, 3,2% y el NASDAQ100, 3%.

Hoy se iniciará a la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto que resolverá un recorte en las tasas de interés cuyo monto se desconoce. Se anticipa una baja de medio punto porcentual, de 1,5% a 1%. El mercado de futuros de tasas de interés también ve una posibilidad de que el recorte sea más agresivo, esto es, a 0,75%.

En la jornada de ayer, empujados por la amenaza de que una recesión global contraiga la demanda de metales y combustibles y con sombrías perspectivas sobre los resultados corporativos, numerosos fondos institucionales retiraron capital del mercado. Se agravaron, de este modo, las caídas en Wall Street en la última media hora de negociación, después de moverse entre subas y bajas durante todo el día.

Así y todo, no fue el desplome que se anticipaba en la apertura de las Bolsas. El mercado de futuros había impuesto un «limit down» a los valores que integran el Dow Jones, S&P500 y NASDAQ. Los analistas consideraron que el dato de que el número de viviendas nuevas vendidas en Estados Unidos durante setiembre fue 2,7% superior que de agosto, ayudó a que las pérdidas no fueran generalizadas.

Caídas

El resultado final fue una caída de 2,4% en el Dow Jones, el índice más importante de Wall Street, hasta los 8.175,77 puntos. El NASDAQ 100, que incluye a las más principales empresas de tecnología e informática, perdió 3% para ubicarse en 1.505,9 puntos. El peor desempeño lo ostentó el S&P 500 que cayó 3,2% y marcó 848,92 puntos.

Schlumberger Ltd., el mayor contratista de servicios petroleros, y Occidental Petroleum Corp. bajaron 8,9% y 7,9%, respectivamente, en línea con la caída del crudo al nivel más bajo desde mayo de 2007. Los mercados cerraron en terreno negativo en todo el mundo. En Europa, Jean-Claude Trichet, máximo responsable de la política monetaria de la zona euro, favoreció la contención de las caídas al insinuar una posible reducción de las tasas de interés a corto plazo. A pesar de ese «buen augurio», para los inversores europeos también pesaron malas noticias macroeconómicas, la mayor evidencia de una fuerte desaceleración en el continente y una ola de advertencias sobre malos resultados corporativos. El propio Trichet reconoció en Madrid que las perspectivas de crecimiento en la zona euro a medio plazo «no ofrecen un panorama muy positivo».

Los mercados europeos cerraron con pérdidas, con la excepción de Francfort, donde la disparada de la acción de Volkswagen (más de 146%) traccionó el alza del índice Dax 30 en 0,91%. Londres perdió 0,79%, París 3,96% y Madrid 4,11%.

Comentá la nota