Vuelven a retar a los jueces por sus tiempos

Vuelven a retar a los jueces por sus tiempos
Durante un acto en Florencio Varela para rebautizar una escuela con el nombre de Rodolfo Walsh, el secretario de DD.HH. denunció la "inactividad procesal" de algunos magistrados.
El secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, ratificó hoy la necesidad de que el Poder Judicial "administre justicia en tiempo" y volvió a denunciar la "inactividad procesal de algunos jueces" en las causas que se siguen por violaciones a los derechos humanos, al asistir al acto en el que una escuela bonaerense fue rebautizada con el nombre del escritor desaparecido Rodolfo Walsh.

El funcionario encabezó este martes un acto en Florencio Varela, en el que se impuso el nombre de Rodolfo Walsh a la escuela de Educación Técnica Nro. 2 que hasta ahora llevaba el del dictador Pedro Eugenio Aramburu, responsable de los fusilamientos de 1956 que Walsh denunció en su libro Operación Masacre.

"El Poder Judicial es independiente y lo que ha hecho el Poder Ejecutivo a través de la Presidenta de la Nación y de sus funcionarios es denunciar que el Poder Judicial no cumple con su responsabilidad de administrar justicia en tiempo", señaló Duhalde tras colocar una placa recordatoria con el nombre Rodolfo Walsh en la dirección de la escuela.

La viuda de Walsh, Lilia Ferreyra y el escritor Osvaldo Bayer, dieron al acto la dosis de emotividad suficiente para arrancar los aplausos de alumnos, padres, docentes y una delegación del gremio Suteba que asistieron a la ceremonia.

"Antes de la emboscada fatal (el secuestro de Walsh), Rodolfo me dijo que si le pasaba algo, iba ser difícil para los asesinos hacerlo desaparecer para siempre porque había hecho algunas cosas buenas en su vida y esto así lo muestra", dijo conmovida Ferreyra.

Ferreyra señaló la "carga emblemática fuerte" que representa el cambio de nombre de la escuela al recordar la investigación del escritor sobre los fusilamientos ocurridos el 16 de junio de 1956 en José León Suárez, ordenados por el general Aramburu, y publicados en el libro Operación Masacre.

La viuda de Walsh trazó el paralelo entre ese hecho histórico y la dictadura que usurpó el poder el 24 de marzo de 1976 y la respuesta del escritor con su libro y con la Carta Abierta a la dictadura militar que hizo pública al cumplirse un año del golpe y un día antes de ser secuestrado.

"Los fusilamientos fueron un claro antecedente de la dictadura militar y Rodolfo, fiel al compromiso de dar testimonio en momentos difíciles dejó escrita su Carta Abierta a la Junta Militar para trasmitir a las nuevas generaciones esos momentos de dolor que vivió nuestro país".

Agradeció a la comunidad educativa y a las autoridades nacionales, provinciales y municipales por el "día luminoso de justicia", e invitó a los alumnos a "un diálogo entre generaciones para entender mejor el pasado, comprender el presente y proyectarnos a un futuro con las banderas por las cuales hombres como Rodolfo y tantos militantes como aquellos fusilados lucharon por una patria justa libre y soberana".

"¿Dónde hay algo más claro en la historia?", dijo con su habitual tono coloquial el escritor Osvaldo Bayer al comenzar su discurso y señalar que "el nombre de Rodolfo Walsh, el autor de la denuncia de esa extraordinaria pieza Operación Masacre, reemplace al nombre del autor de los crímenes de la Operación Masacre", en alusión a Aramburu.

"Ver que una escuela, un lugar de formación lleva el nombre del querido amigo Rodolfo Walsh es una muestra de que triunfa la ética", dijo satisfecho.

El nombre Rodolfo Walsh fue elegido con el 82 por ciento de los votos por docentes, no docentes, estudiantes, personal no docente y organismos de derechos humanos, tras una selección en la que quedó ternado con Luis Federico Leloir y Galileo Galilei.

Bayer calificó el libro "Operación Masacre" como "un documento máximo que ningún analista de esa época puede dejar de lado si quiere describir el ambiente de crueldad uniformada".

"Walsh desafió todos los peligros. Siento el vacío que nos dejó su muerte, asesinado por los sucios, cuando se vio rodeado de los cobardes murciélagos de la muerte, como no podía ser de otra manera", sentenció.

Asistieron al acto el director general de Educación bonaerense, Mario Oporto; el secretario de Educación de la Nación, Alberto Sileoni; el diputado Carlos Kunkel, el subsecretario de Educación provincial, Daniel Belinche, diputados y senadores provinciales, y autoridades de la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata.

En la escuela se exhibe una muestra de alumnos del municipio de Florencio Varela que realizaron investigaciones al conmemorarse el 33 aniversario el golpe de Estado.

Asimismo fue inaugurada la muestra itinerante "1900-1983. De la ley de Residencia al terrorismo de Estado", organizada por los ministerios de Justicia, Educación y el Archivo Nacional de la Memoria.

Comentá la nota