Vuelven a prorrogar instalación de los GPS en taxis y remises

Esta semana se conoció la vigencia de una nueva prórroga fechada el 5 de diciembre, que posterga la obligatoriedad de instalar el sistema de seguridad satelital GPS en taxis y remises de Comodoro Rivadavia.
Mientras se prorroga la instalación de los GPS, ya entró en vigencia la nueva tarifa de taxis, que pasa a tener una bajada de bandera de $6,40 en lugar de $5,40.

De acuerdo a la ordenanza sancionada en mayo de 2008 y las actuaciones posteriores, el sistema GPS en taxis y remises debía estar instalado en toda la flota el 11 de marzo de este año. Pese a que en el Concejo Deliberante obran solicitudes tanto para la derogación de la norma como para que su aplicación sea optativa, no hay expedición al respecto y las prorrogas son sistemáticas.

Desde el 15 de mayo de 2008, la instalación del sistema de posicionamiento global (GPS) es obligatorio para todos los taxis y remises. Así lo determinó la aprobación del Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia, de lo que fue producto de un petitorio de siete puntos que los remiseros "autoconvocados" habían solicitado al Ejecutivo, en medio de una ola de violencia que los tuvo como blanco en abril de ese año.

La implementación del sistema de seguridad había demandado la apertura de un registro de homologación de empresas dispuestas a prestar el servicio, y las consecuentes demostraciones de funcionamiento. A partir de ello, se había reglado un plazo original que determinaba que todas las unidades afectadas a estos servicios, debían tener instalado el GPS el 11 de marzo de este año.

LA HISTORIA SIN FIN

Como se dijo, la ordenanza 2564/08 fue aprobada el 15 de mayo de 2008, sobre la base de un proyecto que había remitido el Ejecutivo. Implicaba por un lado, una autorización al municipio para que tomara un crédito con el Banco Chubut por $1.100.000 pesos (a fines de otorgar financiamiento a los taxistas y remiseros), y llamara a licitación para la adquisición de los equipos de GPS para todos los taxis y remises con licencia en la ciudad, aproximadamente 550.

Por otra parte, la obligatoriedad de la instalación determinaba para los propietarios de los vehículos un gasto inicial de compra del equipo cercano a los $2.000, junto a un abono mensual de 140 pesos.

Dichos montos estaban destinados a cubrir la colocación y uso del sistema. Para ello, el municipio abrió en julio de 2008 un registro de homologación, al que originariamente se habían presentado 17 empresas proveedoras del sistema GPS. Ambos sectores del trabajo afectados habían sido invitados a formar parte de la comisión de homologación, sobre cuyos resultados, dos empresas (elegidas por taxistas, remiseros y peones de taxis, según se consignó oficialmente) participaron de las etapas de demostración de funcionamiento de los equipos, en noviembre de 2008.

Como resultado de esa instancia, se impuso en diciembre del mismo año un plazo perentorio de 90 días para instalar el dispositivo de seguridad satelital, plazo que caducó el 11 de marzo de 2009. También es válido recordar que ambas empresas seleccionadas eran foráneas, lo que ameritó la presentación de una empresa local que había participado del registro original, planteando algunas dudas respecto a los criterios de selección.

Por otra parte, de manera simultánea a la etapa de inscripción y evaluación de empresas, precisamente durante octubre de 2008, un grupo de licenciatarios de taxis de la ciudad solicitó la derogación de obligatoriedad de instalar el sistema de GPS.

El escrito fue remitido al intendente Martín Buzzi, el viceintendente y presidente del Concejo, Sergio Bohe, los presidentes de cada bloque parlamentario y el titular de la comisión Nº 4, de injerencia en transportes, Carlos Rodrigues. Entre los fundamentos de la petición, exponían que "resulta sumamente gravosa" y recrimina que vulnera el derecho de propiedad y libre contratación, al imponerse la relación comercial con un prestador privado del servicio, entre otros miramientos.

A esta presentación, se sumó un proyecto del bloque UCR de concejales –que no habían aprobado la ordenanza original– para que la implementación sea optativa. Ambas propuestas aguardan tratamiento en el Concejo Deliberante. Mientras tanto, el Ejecutivo introduce prórrogas sistemáticas a la obligatoriedad. La última es de 180 días y resulta aplicable desde el 5 de diciembre.

Hay que destacar. Además, que con cada nueva prorroga introducida, debe activarse el mecanismo burocrático que informe de ello tanto a las agencias de taxis y remises, a los licenciatarios y/o individualmente a cada uno de ellos, como así también a las empresas que se presentaron en el acto de apertura de sobres inherente a la provisión de equipos.

Taxis: la nueva tarifa ya entró en vigencia

A menos de 24 horas de haber sido sancionada el martes por el Concejo Deliberante, entró en vigencia la nueva tarifa de taxis en Comodoro Rivadavia, que llevó la bajada de bandera a $6,40 y a 21 centavos la ficha cada 80 metros.

Los nuevos valores recibieron aprobación formal sobre la tarde del martes, y pese a que los concejales habían advertido que no entrarían en vigencia hasta su publicación en el boletín oficial, la rauda aparición del documento no se hizo esperar.

Es así que el Boletín Oficial (BO) Nº 96, apareció el miércoles, a solo efecto de dar vigencia a la nueva tarifa.

Ese mismo día también fue publicado el BO Nº 95, pero solo refleja una serie de resoluciones municipales, no así las restantes ordenanzas aprobadas en la misma sesión del 22 de diciembre, como la designación de calles del barrio Presidente Ortiz con el nombre de antiguos pobladores, o la autorización al Ejecutivo a vender títulos del tesoro nacional por más de seis millones de pesos para la adquisición de flota pesada.

Comentá la nota