Vuelven a pedir que detengan a los asesinos de Patricio Sánchez.

Vuelven a pedir que detengan a los asesinos de Patricio Sánchez.
VILLA DIAMANTE: A un mes del crimen de Patricio Sánchez, el joven de 18 años que fue asesinado de un disparo a la salida de una fiesta en la casa del cantante bailantero Marcelo “Chelo" Torres, su familia aún reclama Justicia ya que hasta el momento no hay ningún detenido por el caso. En este sentido, la madre de la víctima aseguró que a su hijo “lo mataron como a un perro”.
A un mes del brutal crimen de Patricio Sánchez -el adolescente de 18 años que fue asesinado de un disparo a la salida de una fiesta en la casa del cantante bailantero Marcelo “Chelo" Torres- la familia continúa pidiendo Justicia dado que aún no se detuvo a ninguno de los acusados del homicidio.

En declaraciones a Info Región, Patricia Villamayor, la medre de la víctima, explicó: "Es muy duro seguir adelante sabiendo que los asesinos de mi hijo están libreí y que yo a Patricio no lo voy a ver nunca más”.

Y agregó: “A pesar de que no yo no era su madre biológica, él siempre nos presentó como su familia y para mi era un hijo más. Era un chico sano, estudioso y era muy compañero conmigo”.

En ese contexto, Patricia reconoció que hay testigos que ya declaran y otros que se arrepintieron porque “tienen miedo”. “Yo entiendo a quienes no quieren hablar porque la gente involucrada en el crimen es muy pesada y hay mucha corrupción en el medio”, señaló.

Desde el 1 de enero trágico, la familia de Patricio vive con un inmenso dolor y con una total impotencia ya que en más de una oportunidad pidieron custodia policial, la cual “nunca” tuvieron, según aseguran.

“A nosotros nos amenazan y nadie hace nada. En cambio, al Chelo Torres enseguida le pusieron un móvil policial en la puerta de su casa”, reclamó indignada.

“Después del brindis de año nuevo Patricio me dijo que se iba a juntar con los amigos en la casa de uno de ellos. Pero como la fiesta no se hizo, decidieron ir a la bailanta del Chelo”, recordó entre lágrimas la mujer.

De acuerdo con el relato, su hijo fue golpeado en el interior del local por un grupo de patovicas. En ese contexto, Sánchez fue atacado con una llave inglesa en la cabeza, la cual le produjo un hundimiento de cráneo, y luego lo echaron de la bailanta. El chico fue perseguido en un auto por sus agresores quienes comenzaron a dispararle mientras corría para escaparse.

La muerte del joven se produjo cuando ya estaba en el hospital, alrededor de las 8:30 del jueves 1 de enero. "Treinta o cuarenta tiros le pegaron", denunció la familia del chico baleado en diferentes oportunidades.

“A mi hijo lo mataron como a un perro pero ese día podían haber muerto un montón de chicos que estaban con él porque desde el auto dispararon hacía todos lados”, explicó Patricia.

Si bien hoy se tenía planeado realizar una marcha para pedir que “se agilice la investigación”, la familia decidió suspenderla porque Patricia no se encuentra bien de salud y optaron por no exponerla a un momento tan duro.

Hasta el momento, la policía no detuvo a ningún sospechoso, aunque admitieron que “los tienen identificados”.

Comentá la nota