Se vuelven a paralizar los servicios del Estado

Una vez más el malestar que genera cada mes la cancelación en cuotas de los sueldos interrumpe la actividad pública en la provincia y reúne en la protesta a todos los gremios.
A pesar del anuncio de que se terminarán de abonar esta semana, hoy y mañana SUTEF confirmó paro de docentes en las escuelas. También anunciaron medidas trabajadores nucleados en ATE, ATSA, SAT y APEL hasta tanto se depositen los salarios. Habrá movilizaciones que prometen dificultar el tránsito en Ushuaia y Río Grande. Se sumarán a las marchas los sindicatos privados amparados bajo la CGT.

El pago escalonado de salarios en Tierra del Fuego vuelve a reunir a los trabajadores estatales que -en su mayoría- anunciaron medidas de fuerza para las jornadas de hoy y mañana. Aseguran que dejaron de lado los reclamos que cada gremio mantiene en particular con el Gobierno provincial y que la protesta se sustenta en la modalidad de pago que se profundiza todos los meses, el congelamiento de haberes y la preservación de los empleos.

Además, habrá movilizaciones en las dos ciudades de la provincia que prometen dificultar el tránsito. En Ushuaia se realizarán al menos seis cortes en calles principales, con concentraciones que comenzarán desde las 10:30 en la convocatoria de docentes en la Escuela Nº 1. Mientras que en Río Grande, una gran convocatoria de todos los sindicatos se desarrollará -al igual que el mes pasado- en San Martín y Belgrano desde las 12:00.

La mayor parte de los gremios estatales anunciaron paro para la jornada de hoy: entre ellos las dos seccionales del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF), que determinaron una huelga por 48 horas (martes y miércoles) en las escuelas de la provincia.

Trabajadores de la salud nucleados en la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA) determinaron también una huelga, pero hasta tanto se terminen de cancelar los salarios del mes. Con lo cual en los próximos días se verán afectados casi en su totalidad los servicios sanitarios, teniendo en cuenta el paro de profesionales. (Ver aparte).

Alejandro Ledesma, tesorero de ATSA, indicó ayer en una conferencia de prensa, que reunió en Ushuaia a la mayor parte de los sindicatos estatales y los amparados bajo la CGT, que en esta oportunidad «el único reclamo es poder cobrar los salarios en tiempo y forma cosa que no viene ocurriendo; este Gobierno quiere dividir a la sociedad, primero quiso dividir a los sindicatos y de esa forma gobernar».

Juan Vera, secretario de Prensa de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) no lo desvinculó de los reclamos particulares que lleva adelante el gremio, aunque remarcó que «lo que pedimos es cobrar en tiempo y forma y necesitamos tener previsibilidad en el cobro, porque lo que está afectando esta forma de pago es a toda la economía de la provincia».

En este sentido también apuntó al sector del comercio: «Nosotros, le guste o no a los funcionarios, movemos alrededor de 100 millones de pesos en la provincia, lo que ganamos lo dejamos acá en el comercio, y los comerciantes deberían ser menos rapiñeros y bajar un poco el nivel de ganancia que tienen y dejarnos vivir un poco».

Representantes de la Confederación General del Trabajo (CGT) manifestaron su apoyo a las medidas adoptadas por los gremios estatales y anunciaron que se sumarán a la jornada de protesta en solidaridad. «En Ushuaia habrá corte de calles con el acompañamiento de los gremios más importantes como CECU, Gastronómicos, Luz y Fuerza y SOEM. Se realizarán seis o siete cortes en las arterias principales», aseguraron.

Mientras que el secretario gremial de SUTEF, Horacio Catena, llamó a la unidad gremial y de los trabajadores estatales y privados para «decirle basta a los pagos escalonados y no al congelamiento de salarios; y sobre todo preservar los empleos que ya han disminuido en gran importancia en el ámbito privado».

Desde el sector Gastronómico que también acompañará los reclamos expresaron que «mientras el Gobierno agradece a nuestro sector, tenemos más de 200 compañeros que han quedado sin trabajo bajo la excusa de que estamos en crisis».

Comentá la nota