Vuelven las marchas por Botnia

Los asambleístas de Gualeguaychú lanzarán un plan de movilizaciones, en coincidencia con las audiencias orales ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en las que Argentina y Uruguay realizarán su defensa por la instalación de la pastera.
Con el juicio por Botnia ante la Corte Internacional de La Haya a punto de entrar en la recta final, la asamblea de Gualeguaychú decidió que volverá a salir a la ruta. Desde el 14 de septiembre al 2 octubre, en coincidencia con las audiencias orales en las que Argentina y Uruguay deberán argumentar oralmente ante el tribunal, los asambleístas realizarán movilizaciones y actividades de difusión, con el objetivo de que su reclamo por la relocalización de la pastera llegue a oídos de los jueces. La primera actividad será la convocatoria a una marcha, posiblemente el sábado 12, dos días antes de que comiencen las exposiciones.

En este marco, el secretario de Medio Ambiente de la Nación, Homero Bibiloni, y funcionarios de la Cancillería –entre quienes estuvo Susana Ruiz Cerrutti, a cargo de la estrategia legal del caso– recibieron ayer a una delegación de la asamblea, que llegó a Buenos Aires acompañada por el intendente de Gualeguaychú, Juan José Bahillo.

"Fue una buena reunión, donde nos informaron sobre el aporte de pruebas al proceso de La Haya. Se nos dijo que se han incorporado todos los episodios que han ocurrido, los malos olores, las manchas en el río, las explosiones, inclusive el último incidente del 11 de julio, cuando hubo mucho humo. También nos dijeron que si ocurriese otro episodio de aquí a octubre, será asimismo incorporado", señaló Osvaldo Fernández, integrante de la asamblea.

La Argentina presentó ante la Corte de La Haya un libro de 1500 páginas con las pruebas que ha reunido sobre la incidencia de Botnia en la región. El grueso de estas pruebas salió del plan de vigilancia ambiental que coordina la secretaría de Bibiloni, con la participación de la UBA y otras universidades. En la reunión de ayer, los funcionarios reiteraron que el juicio exige a las partes que mantengan en secreto sus pruebas, por lo cual ayer los asambleístas no pudieron ver el resultado de los monitoreos. "Nos pidieron que tuviéramos paciencia, que el caso ya está en una etapa final y que están conformes porque han reunido mucha documentación sobre la contaminación de Botnia", contó por su parte Jorge Fritzler.

En la audiencia también se habló de la convocatoria a "una gran marcha para el 12 de septiembre", que seguramente volverá a llegar al lomo del puente internacional San Martín. A partir del lunes 14 y durante los 20 días de audiencias orales, los vecinos de Gualeguaychú buscarán además realizar actividades culturales y sociales para difundir el caso.

Las audiencias de La Haya se desarrollarán de lunes a jueves y durarán dos horas por día. Empezará la Argentina, que tendrá la primera semana para exponer sus pruebas. En la segunda semana le tocará al Uruguay responder. Luego cada país tendrá espacio para las réplicas y aclaraciones finales. El tribunal no dará a conocer inmediatamente su sentencia, ya que tiene hasta un año para expedirse.

Los jueces irán dando a conocer la documentación que presentaron las partes según su criterio, desclasificando las pruebas y subiéndolas a la página de Internet de la Corte. De todos modos, los datos más importantes se conocerán antes, a lo largo de las audiencias orales.

En el encuentro de ayer con los funcionarios, los asambleístas plantearon otros temas pendientes, entre ellos la instalación de una cámara que monitoree la planta de Botnia, que se instalaría en pocos días. La cámara había sido prometida el año pasado y, según les informaron, ya fue licitada a través de la Universidad Nacional de La Plata.

Comentá la nota