Vuelven a defender el acuerdo con AFA y a minimizar el paralelo entre goles y desaparecidos

Aníbal Fernández justificó que se destinen fondos al fútbol y reiteró que el cambio "democratiza" ese deporte; afirmó que la comparación que hizo la Presidenta fue "una expresión" y que "lo importante" es la política oficial de derechos humanos
Pasada la primera fecha del campeonato, el Gobierno salió a celebrar los resultados del cambio en la transmisión del fútbol, volvió a defender la decisión de acordar con la AFA e intentó poner paños fríos a la polémica que desató la comparación que Cristina Kirchner hizo entre lo que llamó "el secuestro de goles" y la desaparición de personas durante la dictadura.

La tarea quedó a cargo de Aníbal Fernández. "No debería haber un solo peso del Estado destinado al fútbol, pero, en el inicio, hacerlo es casi necesario aportar fondos porque arrancamos de temas distintos", planteó el jefe de Gabinete.

Además, en declaraciones a radio Continental el jefe de los ministros dijo estar "muy satisfecho" por la transmisión de partidos durante el fin de semana y volvió a la carga con el argumento de la democratización. "Es ver democratizar un deporte y que sea nada menos como el fútbol, que lo puedan ver absolutamente todos", remarcó.

Expresión. Por otra parte, aseguró que el paralelo trazado por la Presidenta entre el secuestro de personas durante la última dictadura y lo que ella llamó el "secuestro de goles" para referirse a la organización del negocio del fútbol antes del fin del contrato entre la AFA y Televisión Satelital Codificada (TSC).

"Fue una expresión, mas o menos feliz, pero fue una expresión", evaluó Fernández. Y añadió: "Lo que importa es la defensa de los derechos humanos que lleva adelante el Gobierno".

El jueves pasado, durante la presentación del contrato entre el Gobierno y la AFA para la transmisión del fútbol por TV, Cristina Kirchner había dicho: "Dimos un paso en la democratización de la sociedad. ¿Saben por qué? Porque no es posible que solamente el que pueda pagar mire un partido de fútbol. Que además le secuestren los goles hasta el domingo, aunque pagues igual, como te secuestran la palabra o te secuestran las imágenes, como antes secuestraron y desaparecieron a 30.000 argentinos. Yo no quiero más secuestros".

Comentá la nota