Vuelve al tapete la apertura del Carrefour de Córdoba al 1800

La Municipalidad acató ayer una resolución judicial y le otorgó a Carrefour la habilitación provisoria que había reclamado para que pueda abrir la nueva sucursal de Córdoba al 1800, en pleno centro de la ciudad. Esta decisión significa que la empresa ya está autorizada a poner en funcionamiento el supermercado, cuyo trámite de habilitación generó una fuerte polémica en la ciudad.
"El gobierno respeta la determinación de la justicia y está haciendo lo que corresponde: darle la habilitación provisoria", le explicó ayer a LA CAPITAL el secretario de Gobierno, Ariel Ciano.

La decisión formal la tomó la Subsecretaría de la Producción después que la empresa francesa cumpliera con todos los requisitos para poder conseguir la habilitación. Es que en mayo de este año, en una medida cautelar, la Justicia ordenó que se reabrieran los trámites para poner en marcha la nueva sucursal. Lo hizo después que el proceso se frenara por una ordenanza impulsada por el intendente Gustavo Pulti.

De todas maneras, en la Municipalidad esperan que la Cámara Contencioso Administrativa resuelva dar marcha atrás con la medida cautelar y la empresa francesa no pueda abrir.

Carrefour había conseguido el permiso para abrir el local en el centro antes de que Gustavo Pulti se convirtiera en intendente. Cuando la empresa avanzó con la construcción de la sucursal ubicado en Córdoba al 1800, se desataron una serie de críticas desde algunas cámaras empresariales por los perjuicios que les traería a los pequeños y medianos comercios. La discusión llevó al gobierno a presentar un proyecto de ordenanza para controlar las superficies comerciales en la ciudad. A partir de ahí, el debate se trasladó a la Justicia.

Una larga historia

El proyecto de ordenanza para regular grandes superficies comerciales, que después terminó en ley municipal, lo presentó el intendente. La discusión fue dura. Por un lado, las cámaras empresariales se opusieron porque consideraban que la apertura del supermercado perjudicaba a los pequeños y medianos comercios. Por el otro, gremios poderosos como la Uocra y los gastronómicos apoyaron a Carrefour porque generaba nuevos puestos de trabajo.

La polémica se reflejó en el Concejo Deliberante. Después de duros debates, finalmente el proyecto que presentó el gobierno se aprobó con varias modificaciones. Pulti no tuvo salida: vetó parcialmente la ordenanza el 31 de octubre del año pasado.

Con el veto, se estableció que sólo podrán abrirse locales con una superficie de hasta 190 metros cuadrados en el microcentro de la ciudad; de 191 a 600 metros cuadrados en el macrocentro; de 600 a 1.799 en la zona periférica y de más de 1.800 fuera del ejido. Entonces, el 10 de diciembre, con la firma del subsecretario de Control, José María Lopetegui, el expediente de habilitación fue rechazado. Los fundamentos: la ordenanza aprobada.

Pero Carrefour también encontró una salida para intentar abrir la nueva sucursal. Es que la empresa ya tenía permiso para abrir antes de que se sancionara la nueva norma, por lo que inició una demanda judicial.

En mayo de este año, la Justicia resolvió en una medida cautelar que la Municipalidad debía continuar con el trámite de habilitación de la nueva sucursal de Carrefour. El fallo del magistrado en lo Contencioso y Administrativo, Marcelo Daniel Fernández, ordenó que la empresa podía seguir con sus intenciones de abrir hasta que se resolviera la cuestión de fondo.

Si bien la comuna actúa como parte dentro de la causa, no es lo único que está litigando. Con la resolución del magistrado, la UCIP y Camarsa, una cámara que nuclea a supermercadista de la zona, se sumaron a los reclamos y presentaron nuevos elementos. En esos días el gerente de la UCIP, Blas Taladrid, ocupó la banca 25 del Concejo Deliberante y calificó de "inentendible" la decisión del magistrado. Además pidió que el Concejo ratificara la ordenanza utilizada por la Subsecretaría de Control como base argumental para haber rechazado la apertura del local. Tras escuchar la voz de una parte de los empresarios marplatenses, los concejales aprobaron una resolución que respaldó las acciones que está llevando adelante el gobierno y ratificó el contenido de la ordenanza que regula la radicación de mini, súper e hipermercados en la ciudad.

El 4 de junio de este año, la Municipalidad apeló la resolución del juez y le pidió a la Cámara Contencioso Administrativo no avanzar con la medida cautelar.

El tribunal superior aún no se expidió, pero la empresa ya cumplió con todos los requisitos legales para abrir la nueva sucursal. Por lo tanto, ayer la Municipalidad no tuvo otra alternativa que darle la habilitación provisoria. Eso sí: el gobierno espera que la Cámara dé marcha atrás y Carrefour no pueda abrir.

Empresas anticiparon la decisión en una solicitada

Las empresas que se oponen a la apertura de la sucursal de Carrefour en pleno centro de la ciudad anticiparon ayer en una solicitada la decisión del gobierno de otorgar la habilitación provisoria.

Firmada por la Unión del Comercio la Industria y la Producción (UCIP), la Cámara Marplatense de Supermercados y Afines (Camarsa), la Cámara de Ferreteros y Afines (Cafamar) y la Cámara de Artículos del Hogar, la solicitada publicada ayer en LA CAPITAL le pedía a la Municipalidad que no otorgara el permiso para abrir de manera provisoria. "Con ello estará dejando a salvo el principio de legalidad y protegerá al pequeño y mediano comercio local, que se verá irremediablemente afectado por la apertura de dicho establecimiento", afirmaron.

Para estos empresarios, la nueva sucursal de Carrefour va en contra de lo que marca "el ordenamiento jurídico provincial, además de la ordenanza regulatoria local, la que ha sido ratificada por el Concejo Deliberante, rechazando las intromisiones indebidas del poder judicial".

Desde las Cámaras, manifestaron su apoyo a la postura del municipio de rechazar la apertura del local. Y aclararon: "La constante presión sobre los funcionarios no hará más que hacer incurrir al funcionario autorizante en el delito de abuso de autoridad".

Fuentes cercanas al intendente le aseguraron a LA CAPITAL que la Municipalidad no tenía otra alternativa que otorgar la habilitación provisoria a través de la Secretaría de la Producción, dirigida por José María Lopetegui. " Si no lo hacíamos, se podría acusar al responsable de incumplimiento de los deberes de funcionario porque no se puede pasar por alto una decisión de la Justicia", explicaron.

Comentá la nota