Vuelve la realidad: industria y construcción en rojo, reservas a pique y 3,5 millones de chicos pobres

Vuelve la realidad: industria y construcción en rojo, reservas a pique y 3,5 millones de chicos pobres

Terminado el éxtasis por el G20, el Gobierno recibió hoy el golpe de la realidad con tres datos que confirman la fragilidad de la economía local: el derrumbe de la construcción y la industria, la pérdida de reservas y un duro informe de Unicef que alerta sobre los niños y niñas en situación de pobreza.

Según informó hoy el Indec, el Estimador Mensual Industrial (EMI) reflejó una baja de 6,8% con respecto al mismo mes de 2018, una cifra menor al derrumbe del 11,5% de septiembre, pero que profundiza la caída que muestra la actividad desde junio pasado.

Un desplome similar sufrió la construcción, según el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), que mostró un retroceso de 6,4% interanual, la peor variación desde febrero de 2017, aunque en el acumulado del año todavía muestra un avance de 4,9%.

En este contexto, los empresarios le reclaman al Gobierno una respuesta concreta. Los más moderados, como José Urtubey de la UIA, piden cambios en el esquema tributario que ayuden a las pymes a soportar el cimbronazo. Otros, como Cristiano Rattazzi, sostienen que hay que jugar el juego de Jair Bolsonaro en Brasil y avanzar en una reforma laboral que vuelva a Argentina más competitiva.

A Guido Sandleris no le va mucho mejor. Después del "éxito" de haber podido controlar el dólar durante octubre, la divisa volvió a escalar y no se detienen ni la sangría de reservas ni la fuga de capitales. Hasta fines de octubre, se fugaron del país 25.960 millones de dólares y la pérdida de reservas durante noviembre totalizó U$S 2.770 millones de dólares. De hecho, ayer las reservas cerraron a la baja (51.303 millones).

Como si fuera poco, Unicef publicó en las últimas horas un informe lapidario que asegura que 3,5 millones de niños y niñas en el país están en situación de pobreza, si se tienen en cuenta tanto los ingresos familiares como las privaciones de algunos derechos básicos. 

El indicador, que se obtiene a partir del cruce entre el tradicional índice de pobreza por ingresos y uno multidimensional (que mide seis carencias específicas) y en base a los microdatos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec, arrojó que la pobreza infantil llega al 26,9%.

"La pobreza tiene cara de niño y de niña", afirmó hoy, al presentar el informe, Sebastián Waisgrais, especialista en Inclusión Social de Unicef, que calificó de "preocupante" la situación y remarcó el "contexto económico adverso, con una inflación que atenta contra el poder adquisitivo y que afecta mayormente a los sectores más vulnerables de la población".

Coment� la nota