Vuelve el pánico: Wall Street en caída libre perdió 5% por temor a ola de quiebras

En la última hora de operaciones colapsó la Bolsa de Nueva York. Sacudió a bancos y automotrices.Crece la sensación de que gobierno de EE.UU. ya no tiene munición para estabilizar Wall St. y economía.Funcionarios de Bush no toman medidas y resta una eternidad hasta que asuma Obama el 20 de enero.
Automotrices buscan sobrevivir. General Motors cayó otro 10% y cerró al menor valor desde 1943.Los precios bajaron en octubre 1% en EE.UU., señal de recesión. Representa la mayor caída desde 1961.Citigroup se desplomó ayer 10% y 53% en el mes.Ningún país escapa a esta debacle. Ni la Argentina, que ya tiene bonos a precios de default por propias decisiones. Anoche Tokio abría con una caída de 4%.

Nueva York (Reuters) - El desplome de los precios al consumidor en Estados Unidos en octubre y las escasas probabilidades de que el Congreso apruebe rápidamente un rescate para el sector automotor sacudieron ayer los mercados bursátiles.

Wall Street culminó en su menor nivel en cinco años y medio, debido al temor de los inversores por la crisis económica y las advertencias de los ejecutivos de las automotrices de una calamidad si el gobierno no lanza un plan de rescate.

El Dow Jones cayó 5,07%, a 7.997,28. El índice Standard & Poor's 500 6,12% a 806,58. El índice compuesto NASDAQ retrocedió 6,53%, a 1.386,42. Las acciones de Citigroup fueron las que más cayeron en el Dow (-22,85%), aunque también bajaron con fuerza en ese índice los títulos de Bank of America (-14,02%) y JP Morgan Chase (-11,42%).

Los inversores se desprendieron de sus acciones de Citigroup, después de que el grupo bancario anunciara el rescate de cerca de u$s 17.000 millones en vehículos de inversión estructurada (SIV, por su sigla en inglés) para tener suficientes fondos y así poder extender sus obligaciones de deuda a largo plazo. El anuncio se produce dos días después de que la entidad informara la eliminación de 52.000 puestos de trabajo.

Estados Unidos registró el mes pasado una deflación de 1%, la mayor desaceleración en 61 años, lo que reflejó la debilidad de la economía y reforzó la expectativa de una caída mayor si no se recupera la demanda nacional. La construcción de nuevas viviendas también tocó un mínimo en octubre.

«Casi todas las noticias son negativas, como se espera en momentos en que la economía se desacelera tanto», dijo Rick Meckler, presidente de la firma de inversión LibertyView Capital Management.

Las economías globales, en tanto, seguían luchando contra lo que el jefe del Banco Central Europeo llamó la peor crisis financieradesde la Segunda Guerra Mundial.

Las acciones cayeron en los mercados de todo el planeta. La Bolsa japonesa fue sacudida por los temores sobre las importaciones, mientras que Europa se desplomó por la caída de papeles de bancos y de firmas de las materias primas.

La Reserva Federal redujo sus previsiones sobre el crecimiento de la economía estadounidense y algunos funcionarios creen que podrían ser necesarios recortes más profundos de las tasas de interés si el crecimiento se desacelera aún más.

Perspectiva

La Fed redujo su previsión para el crecimiento de la economía en 2008 a un rango de entre 0% y 0,3% respecto de su estimación de junio de entre 1% y 1,6%.

La economía podría contraerse 0,2% en 2009, según el peor pronóstico de la Fed. El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, aseguró que la crisis financiera podría resolverse con la acción conjunta de gobiernos y bancos centrales.

«Es la primera vez que el corazón de las finanzas de los países industrializados está en juego y en un episodio muy, muy turbulento y difícil», sostuvo.

El Banco de Inglaterra pareció compartir esa visión. Los anuncios de su última reunión -en la que cortó las tasas de interés en 1,5 punto-mostraron que había evaluado un recorte aún mayor para combatir la recesión.

Golpeadas por la fuerte caída en la demanda, ejecutivos de Estados Unidos de GM, Ford Motor y Chrysler se presentaron ante el Congreso estadounidense por segundo día en busca de convencer a los legisladores sobre un plan de rescate. Las acciones de las automotrices se desplomaron: Ford cayó 25% y GM, 9,7%.

Por su parte las automotrices europeas también aseguraron que necesitan ayuda financiera de la Unión Europea y sus gobiernos.

Toyota anunció que paralizarásu producción en plantas de Estados Unidos y Canadá por dos días más el mes próximo y Nissan advirtió que vienen tiempos aún más difíciles.

Comentá la nota