Vuelve el Operativo Clamor: "todos piden a Kirchner"

Vuelve el Operativo Clamor:
Lo afirmó el diputado Carlos Kunkel. Mientras tanto, más legisladores abandonan el FpV. Quiénes lo acompañarían en la lista. La opinión de Solá y Reutemann.
El kirchnerismo necesita cada vez más un triunfo en las elecciones legislativas de octubre para concluir con éxito el mandato. Frente al mapa político actual, con las nuevas coaliciones opositoras (como la de Macri, Solá y De Narváez), el oficialismo busca hacerse fuerte en los territorios donde domina y es más fuerte: la Patagonia, el Norte, y la provincia de Buenos Aires, en especial el conurbano.

En ese territorio es donde quiere apostar su mejor carta: "La cabeza de lista de la provincia de Buenos Aires es la más importante en política nacional, y es muy fuerte el reclamo para que sea Kirchner quien la encabece", declaró el diputado Carlos Kunkel a la agencia DyN. El mismo legislador anunció la candidatura presidencial de Cristina Fernández de Kirchner en 2007, cuando Néstor aún no revelaba si el candidato sería "pingüino o pingüina".

"Permanentemente estamos en reuniones y plenarios analizando la situación y hay una demanda muy fuerte", explicó Kunkel y abundó que "intendentes, legisladores nacionales, provinciales, concejales y dirigentes sindicales reclaman que sea Néstor quien encabece la lista". Sin embargo, aclaró que "no lo digo para que sea una proclamación sino sobre la base de lo que se percibe en cada plenario del peronismo en la provincia".

"Lo que yo percibo es que hay un nivel de planteo muy fuerte, mucho más que el que había hace tres años con la candidatura de Cristina. Ahora es muy fuerte el reclamo para que sea él quien encabece la lista", reiteró el diputado, y agregó que la candidatura del ex-Presidente implicaría "una vuelta a sus bases".

Contra lo que sostiene Kunkel, la sangría del kirchnerismo continúa: son varios los diputados y senadores nacionales que abandonaron el oficialista Frente Para la Victoria (FPV) y volvieron al PJ, por considerar que no pueden renovar sus bancas si permanecen atados a la suerte del gobierno. Ahora, legisladores provinciales, incluso en Buenos Aires, se suman al éxodo.

Este fin de semana, los cinco concejales peronistas de la localidad bonaerense de Coronel Suárez, votaron por el "distanciamiento del sector que nuclea a justicialistas, piqueteros y agrupaciones de izquierda conocido como kirchnerismo". Según el diario Ámbito Financiero, la decisión fue liderada por Hugo Bilbao, quien aún no se acercó al bloque del peronismo disidente en la provincia, encabezado por Osvaldo Mércuri.

Sin embargo, los referentes del peronismo opositor entienden que "el kirchnerismo no ha concluido". Así lo declaró a DyN el senador santafesino Carlos Reutemann, quien también abandonó el FPV en febrero. "Kirchner es un luchador, sabe que las elecciones legislativas, no sé si determinantes, pero son importantísimas", dijo y agregó que "me parece que en el fuero íntimo, conociéndolo, sabe que no puede perder".

La misma opinión sostiene otro alejado del kirchnerismo, el diputado bonaerense Felipe Solá: "Coincido en que el Gobierno está muy vivo, coincido en que lo va intentar, se trata de gente luchadora, y coincido en que las elecciones de 2009 será uno de los elementos más importantes para definir cómo va a ser el 2011", afirmó en diálogo con radio La Red.

Además de su propia candidatura, Néstor Kirchner evalúa incluir a funcionarios del gobierno en la lista para la provincia de Buenos Aires. Entre ellos están el ministro del Interior, Florencio Randazzo; su par de Salud, Graciela Ocaña; y el jefe de Gabinete, Sergio Massa. Los dos últimos, sin embargo, parecen haber perdido el aprecio del kirchnerismo y circularon rumores de sus renuncias en las últimas semanas.

Comentá la nota