Vuelve a enfriarse relación Giacomino-Vicente

Carlos Vicente le pidió a Walter Gispert, su hombre en la recolectora Crese, que renunciara a su puesto en el Directorio de esa empresa. El viceintendente, mentor de la firma, no soportó el revés giacominista que sufrió en el Concejo Deliberante. Allí, todos los ediles, excepto los juecistas, aprobaron exportar el servicio a Río Cuarto.
El viernes se supo que Walter Gispert, el integrante vicentista de los tres que componen el Directorio de Córdoba Recicla Sociedad del Estado, presentó su renuncia indeclinable. Si bien alegó razones personales, las causas políticas de la decisión son claras: el viceintendente perdió una fuerte disputa con Daniel Giacomino, en la que se dirimía si la recolectora de residuos podría o no brindar sus servicios a Río Cuarto, antes de estabilizarse en Córdoba.

El 14 de mayo, con tres ediles fieles al intendente y casi toda la oposición, el Concejo Deliberante aprobó el estatuto de la empresa estatal de la basura, e incluso un ítem por el cual se permite a la recolectora firmar futuros convenios de prestaciones con otros municipios.

Ahora, quince días después, el efecto de aquella jornada negra para Carlos Vicente -quien fue uno de los principales impulsores de la creación de Crese- se plasmó con la dimisión de su soldado.

De esta manera, el viceintendente empieza a blanquear sus coincidencias con Luis Juez, independientemente de que haya rechazado ser candidato a diputado del Frente Cívico.

Hasta el momento, Vicente venía haciendo equilibrio para no tener que jugarse por alguna de las dos vertientes del FC. Quizás ahora que decidió hacer gradualmente pública su posición, juegue un papel determinante para abroquelar a los concejales oficialistas, que en términos reales hoy son 13, cuando al asumir eran 16 (tres ya responden abiertamente al intendente).

Reemplazante giacominista

Por estatuto o por decisión política, quien cubra el puesto será un alfil del jefe comunal. Giacomino optará entre Javier Alegre Capó, director suplente de Crese y actual subsecretario de Gobierno, o algún funcionario de su estrecha confianza que designe.

Así, el plan del intendente que apunta a ganar espacios en la empresa que comenzó a prestar servicios el 1 de febrero de este año, se va concretando gradualmente. Con la salida de Gispert y la llegada de su reemplazo, tendrá mayoría en el Directorio, ya que Eduardo Bianqui -otro de los directores- también le responde.

Ajeno a Giacomino, sólo queda Eduardo García, presidente de la empresa, aunque no está claro hasta cuándo, ya que su salida también se especula. Es público el disgusto del jefe del Ejecutivo por el apoyo que el dirigente socialista expresó a Luis Juez, en el congreso que decidió el enrolamiento del partido de la rosa en el FC.

Comentá la nota