Vuelve a empantanarse el diálogo por la integración del CAM

El Colegio de Abogados ahora pretende contar con dos representantes en el órgano de selección de jueces. El vicegobernador interino Sergio Mansilla cuestionó el planteo de los letrados.
Cuando el miércoles el Gobierno anunciaba su decisión de aceptar que un representante de los letrados se incorpore al nuevo Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) y desde el Colegio de Abogados admitían ese gesto como "un paso adelante", todo parecía indicar que el conflicto por la designación de magistrados podía llegar a su fin.

Sin embargo, en una nueva demostración de la inestabilidad que padecen las instituciones en la provincia, las conversaciones volvieron a empantanarse ayer, luego de que la entidad profesional hiciera pública su pretensión de que sean dos los abogados presentes en el órgano, en lugar de uno, algo que el Poder Ejecutivo no está dispuesto a otorgar. Con ello, se aleja la posibilidad de que surja en el corto plazo una solución a la crisis que atraviesa la Justicia, con 34 cargos vacantes que aún no pueden ser cubiertos debido a la falta de un sistema legal para la selección de jueces.

El reclamo de los abogados

"Pretendemos que haya un abogado más y que un miembro catedrático (de la universidad) se incorpore al CAM, para que sea un organismo mucho más equilibrado. Tiene que haber un representante del Colegio de Abogados de la Capital y otro del Sur", expresó el titular de la entidad profesional, Eudoro Aráoz, tras reunirse ayer al mediodía con el ministro de Gobierno y Justicia, Edmundo Jiménez, encargado de llevar adelante el diálogo con la institución colegiada.

A la hora de justificar las pretensiones del sector, el vocero de los letrados tucumanos sostuvo que "tiene que haber menos representación política, más representantes de los abogados, más representantes de los jueces y más del sector académico. Queremos que las instituciones de la provincia sean independientes de los sectores políticos y estén al servicio de los tucumanos", explicó.

La réplica oficial

El nuevo reclamo del Colegio de Abogados fue duramente criticado por el vicegobernador interino, Sergio Mansilla, quien sugirió que la entidad profesional es movilizada por intereses políticos.

"Cuando dicen esta bien... pero, son palabras de los políticos, si quieren ser políticos, que le digan a la sociedad que están ocupando cargos políticos (sic)", disparó en conferencia de prensa el legislador peronista, quien hasta ayer estuvo al frente del Poder Ejecutivo.

El Vicegobernador interino retomó la crítica a los letrados apuntando: "Espero que no se haya largado la carrera para el 2011 ya".

Mansilla insistió que el representante de los abogados en el CAM "debe ser un profesional que litiga, que camina los pasillos, que busca su sustento en pequeñas causas y quiere tener jueces en sus cargos y que no haya vacancias que lo perjudiquen en el tiempo. Esperemos dejar las amistades políticas de lado y lo mejor es que lo elijan libremente", sentenció.

El parlamentario oficialista reiteró que el modelo de CAM pretendido por el Gobierno es el que fue plasmado en un proyecto presentado el miércoles a última hora, el cual establece que ese órgano tendrá seis integrantes: un vocal de la Corte Suprema (quien lo presidirá), un juez camarista, un abogado y tres legisladores (dos por el oficialismo y uno por la oposición).

"Los aspectos principales son los que venimos diciendo, se aceptó la sugerencia del Gobernador con respecto a la integración de un abogado en el CAM. Ayer (por el miércoles) se lo transmití a la mayoría del bloque de la Cámara legislativa, quienes tomaron inmediatamente la inquietud del Gobernador y lo plasmaron en el proyecto que se presentó", puntualizó.

Finalmente, Mansilla defendió la postura asumida por el Poder Ejecutivo para buscar consensuar la integración del órgano encargado de seleccionar los postulantes a jueces. "Se pedía diálogo, se está dialogando. Se pedían algunas inclusiones en el CAM, a través de algunas resoluciones judiciales, y se hicieron", concluyó.

Cómo siguen las discusiones

Tras la reunión de ayer con Jiménez, el Colegio de Abogados quedó en acercarle al Ministro una propuesta formal de la entidad respecto a la conformación del órgano para la selección de magistrados.

En marzo último, los letrados habían presentado un proyecto para crear un CAM con 12 integrantes: tres legisladores (dos oficialistas y un opositor); tres representantes de la Justicia (el vocal decano de la Corte y dos magistrados, elegidos por sus pares); tres abogados (dos por el Colegio de la Capital y uno del Sur) y tres académicos de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Tucumán.

Según Dato, hace falta una reforma

El diputado nacional y ex presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alfredo Carlos Dato, insistió ayer en que CAM debería ser creado a través de una reforma de la Constitución, y no mediante una ley de la Legislatura, como pretende el Gobierno. "Mi visión sobre el CAM es diametralmente opuesta, porque me parece que es un instituto que fue sustraído de la Constitución por un fallo que declaró su inconstitucionalidad, por lo que solamente una discusión constitucional lo podría reinstaurar en el mundo jurídico", opinó el parlamentario, en declaraciones radiales. Además, consideró que la decisión de avanzar con la creación del CAM "llega muy tarde para las necesidades de la Justicia" y explicó que hubiera sido conveniente aplicar el mismo sistema que utilizó la Nación "con jueces subrogantes al frente de los cargos vacantes hasta tanto queden firmes".

Presentan un proyecto alternativo

Además del proyecto de creación del CAM defendido ayer por Mansilla, que lleva la firma de más de 20 integrantes del bloque oficialista, el miércoles ingresó a la Legislatura otra iniciativa promovida por el parlamentario Pedro Hugo Balceda. La misma establece que el órgano de selección de postulantes a magistrados estará compuesto por 10 miembros: cuatro en representación de la Justicia (un vocal de la Corte, un camarista, un juez de instrucción y un integrante del Ministerio Público), cuatro legisladores (tres por el oficialismo y uno por la oposición) y dos académicos de la UNT.

Además, el proyecto de Balceda, quien meses atrás renunció al bloque oficialista, prevé que los integrantes del CAM, que trabajaran ad honorem, permanecerán en el cargo cuatro años, con la posibilidad de ser reelectos, con el intervalo de un período.

Comentá la nota