Vuelve el debate de retenciones

El peronismo disidente y el macrismo pretenden instalar como primer tema en la agenda parlamentaria de la transición hasta la asunción del nuevo Congreso el debate de un esquema de retenciones a la producción de granos alternativo al que mantiene en pie el gobierno kirchnerista y que genera fuertes críticas de las entidades rurales.
La jugada cuenta con el beneplácito de la UCR, que considera que la cuestión del campo debería formar parte de los temas que el Parlamento debería resolver antes del recambio legislativo. "Sería una muy buena señal", afirmó a LA NACION el jefe de la bancada radical del Senado, Ernesto Sanz (Mendoza).

Por el lado del peronismo, la punta de lanza de la ofensiva en el Senado será Carlos Reutemann, que viene de obtener un ajustado pero importante triunfo en Santa Fe que le permitió consolidarse como el gran referente del PJ tras la caída de Néstor Kirchner en Buenos Aires.

La cuestión de las retenciones y de la controvertida resolución 125 fue el motivo que llevó a Reutemann a romper relaciones con la Casa Rosada, en julio del año pasado.

"En este momento nuestra prioridad es la agenda parlamentaria, y en especial el tema del campo y de las retenciones", afirmó a LA NACION la senadora Roxana Latorre, compañera de Reutemann en la boleta electoral el domingo último, con quien también comparte el bloque Santa Fe Federal.

La señal enviada por el santafecino se suma a una movida en el mismo sentido que pretenden llevar adelante en la Cámara de Diputados el Pro, de Mauricio Macri, en sintonía con sus socios del peronismo disidente que encarnan Francisco de Narváez y Felipe Solá.

Con la mira puesta en ese objetivo, los diputados de la oposición de la Comisión de Agricultura de la Cámara baja se reunirán la semana próxima para discutir los alcances de una ley marco para el sector agropecuario, según adelantó a este diario Cristian Gribaudo (Pro-Buenos Aires), vicepresidente de ese cuerpo.

Pero quien le puso más énfasis a la jugada fue el diputado De Narváez, quien aseguró que "es fundamental abordar la problemática del campo como primer punto de una agenda legislativa común en la oposición". La idea del empresario fue compartida por el jefe del bloque de diputados radicales, Oscar Aguad (Córdoba).

En el Senado la idea es eliminar las retenciones de trigo y maíz y generar una segmentación en la soja. En Diputados, en tanto, pretenden avanzar también con una redefinición de la política oficial destinada hasta hoy hacia las carnes y la leche.

Comentá la nota