Vuelve a aumentar la nafta en Capital y el Gran Buenos Aires

La petrolera líder del mercado, subió hasta 2,6% el precio de los combustibles más caros. El resto de las compañías modificaría sus valores en los próximos días
Luego de varios años de sufrir el control de precios por parte del Gobierno, las compañías petroleras tomaron una nueva costumbre en la última parte de 2009: aumentar los valores de los combustibles una vez por mes.

En esta ocasión, el turno le tocó a la Fangio XXI y al Eurodiesel, los productos premium de YPF, que a su vez tiene una participación cercana al 60% en el mercado de combustibles. Esos combustibles no habían sufrido retoques tras el último aumento.

En cambio, permanecen estables los valores de la nafta súper y del gasoil, que sufrieron subas a principios de septiembre. De acuerdo con un sondeo de El Cronista, el nuevo valor por litro de la nafta premium de la firma que comandan la familia Eskenazi y la española Repsol es de $ 3,549 para buena parte del Gran Buenos Aires. Ese número delata una suba de un 2,6% con respecto a los $ 3,459 que costaba antes del ajuste en una estación de servicio de Castelar, según relató un playero. "Aumentó a principios de la semana pasada", confirmó.

En la mayoría de los casos, la empresa comenzó a cambiar las pizarras de sus estaciones de servicio el 5 de octubre.

Para la región del Gran Buenos Aires más cercana a la General Paz y para toda la Ciudad de Buenos Aires, en tanto, los aumentos son algo más bajos. En promedio, el litro de nafta premium pasó a $ 3,399, un 2,1% por encima de los $ 3,329 que marcaba hasta hace pocos días.

Las naftas premium son las más caras del mercado. De acuerdo con números oficiales, en agosto totalizaron poco más de un 5% de las ventas, por encima de la común (2%), mientras que la súper se llevó un 23 por ciento.

El gasoil, en tanto, sigue siendo por mucho el combustible más utilizado en el país, con casi un 70% del mercado total.

Con los últimos retoques, las naftas premium suman un aumento cercano al 6% en el año (en enero el litro en Capital costaba $ 3,21).

El Eurodiesel, el gasoil que vende YPF de acuerdo con las últimas normas europeas y el último que lanzó al mercado, también entró en el ajuste. Pasó de $ 3,299 por litro hasta $ 3,349, un 1,5% más, en el Gran Buenos Aires, mientras que en Capital se consigue ahora a $ 3,249, con un ajuste similar.

Hasta el momento, el resto de las compañías que venden combustibles –Esso, Shell y Petrobras, con participaciones menores a YPF– no retocaron sus precios.

Sin embargo, de acuerdo con la lógica que sigue el mercado y la tendencia que siguieron en los últimos aumentos, suelen seguir las decisiones de la ex petrolera estatal cada vez que ésta modifica los valores en sus pizarras.

Lejos de los vecinos

A pesar de las subas repetidas, los valores de los combustibles en la Argentina están muy por debajo del promedio en la región. De acuerdo con un informe mensual elaborado por Montamat & Asociados, la consultora del ex secretario de Energía Daniel Montamat, en Brasil el litro de nafta súper costó en agosto $ 4,85, un 63% más que el valor promedio para la Argentina.

En los próximos días, además, se podría sumar un nueva factor de encarecimiento de precios. Las provincias productoras de petróleo, con Chubut y Neuquén a la cabeza, reclaman al Gobierno un aumento en los valores que reciben por el crudo.

Altos ejecutivos de las compañías refinadoras señalaron a El Cronista que "hoy se está pagando aproximadamente u$s 45,5 el barril, por lo que si el crudo se va a u$s 52, significaría un aumento del 14,3% en la materia prima. Si el mismo incremento se aplica a todos los crudos implicaría un incremento de los productos del 10% en promedio".

Comentá la nota