Vuelve a aumentar el agua y acumula una suba de más del 40% en 4 meses.

Pese a que el gobernador Juan Manuel Urtubey ordenó que la tarifa de agua no aumentara el 25%, como lo había dispuesto el jueves el Ente Regulador de Servicios Públicos (ENRESP), no logró equiparar la suba tarifaria con el incremento de sueldos que planea otorgarle a los empleados públicos.
Con el aumento del 12% de la factura de agua para el sistema de renta fija, el servicio acumula una suba del 40% en sólo 4 meses, un porcentaje sensiblemente mayor al que subieron los salarios en ese período. Es que mediante una readecuación del cuadro tarifario en el marco de la renegociación del contrato con la empresa Aguas de Salta, el ENRESP ya había autorizado en noviembre una suba de entre el 25% y el 30% para los usuarios de renta fija, que significan el 80% de los hogares salteños.

Cuatro meses más tarde, el gobierno autoriza un aumento del 12%. De esta manera, una familia de la zona intermedia o la periferia de la ciudad de hasta 100 metros cuadrados de superficie con no más de 6 bocas (canillas) que en octubre de 2008 abonaba 22,54 pesos por su consumo de agua, a partir de febrero de este año deberá pagar 31,55 pesos. Por su parte, una casa del centro de la capital salteña con las mismas dimensiones y cantidad de bocas que antes abonaba 35,50 pesos, ahora deberá pagar 49,70 pesos.

Medidores

Los aumentos en la tarifa de agua del sistema medido han sido justificados por el gobierno provincial en la necesidad de promover en los usuarios la adopción del sistema medido en el que se encuentran menos del 20% de los usuarios.

Según sostienen oficialmente, se busca promover que la familias no derrochen agua motivados por las reducciones en la facturación en virtud de un consumo menor.

Sin embargo, lejos de lograr un traslado masivo al sistema de micromedición, los usuarios han seguido cuestionando las altas facturaciones de la que son víctimas a partir de que los artefactos no miden correctamente.

Piden, entre otras cosas, que los artefactos estén homologados por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y que se reduzca el precio del metro cúbico de agua.

Idas y vueltas

El jueves pasado, una resolución del ENRESP autorizaba un incremento del 25% en la tarifa de agua, con el fundamento de que el último aumento no había sido sufieciente para sostener la ecuación económica de la empresa que le permitiera realizar inversiones y mejorar el servicio.

Sin embargo, el gobernador le ordenó al organismo de control que no se autorizara un aumento mayor al 12%. Según explicó, la Nación se haría cargo de parte de las inversiones.

Comentá la nota