Se vuelve a adelantar la hora y ya se escuchan las primeras críticas en la Provincia

El cambio de huso horario que deberá implementarse en todo el país desde el próximo 18 de octubre ya genera los primeros rechazos por parte de las cámaras empresariales de la provincia de Buenos Aires.
Según la ley, el tercer domingo de octubre deberá adelantarse una hora todos los relojes argentinos. Salvo que, como por ejemplo ocurrió en las provincias de Cuyo el año pasado, un gobierno provincial disponga seguir con el huso corriente, según publicó La Nación en su edición impresa de hoy.

El cambio que rige hasta el primer domingo de marzo próximo, generará un documento firmado por comerciantes bonaerenses y dirigido a su gobernador, Daniel Scioli, para que desoiga esta normativa.

Es que la norma destinada a ahorrar energía, "afecta a los comercios". La última temporada nos sirvió para demostrar con muchísima claridad que el cambio de hora afecta a los comercios y ni siquiera beneficia a los concesionarios de playa", dijo María de los Ángeles Liberati, vicepresidenta de la Cámara Textil local.

Según sus números, las ventas el verano pasado cayeron hasta un 30 por ciento en promedio. Y lo argumentan en que, por ejemplo en los balnearios, los turistas se quedan hasta las 21:30 en la playa, cuando los restoranes esperan los primeros clientes y los teatros levantar sus telones.

Comentá la nota