Sin vueltas.

ESTUDIANTES - GIMNASIA: Llegó el día y, al final, los del Pincha no darían la vuelta. El clásico sin hinchas visitantes, al rojo vivo.
No habrá hinchas visitantes. Y, parece, tampoco habrá vuelta.

A este Estudiantes-Gimnasia tan hablado en la previa le llegó el día, la hora, el momento. Será hoy, en el estadio Ciudad de La Plata, y será el momento de dar vuelta... la página. El Pincha, que pensaba festejar su Copa Libertadores frente a su gente, habría decidido guardar la celebración para meterse de lleno en el clásico. El Lobo, que siente desde la previa la ausencia de su gente -por decisión de los organismos de seguridad, sólo habrá público local-, quiere cortar una racha de ocho partidos sin ganar en el derby.

Y ya no hay vueltas: es hora de salir a la cancha.

"A nosotros no nos tiene que pesar que sólo esté nuestra gente. Debemos hacer nuestro trabajo, ser protagonistas y sumar de a tres que es el objetivo", explica Christian Cellay. "Puede ser que esté la presión de jugar con toda nuestra gente, pero tenemos que estar tranquilos. Hay que responder y ser inteligentes", suma Leandro Desábato. "Estudiantes está en un gran momento, pero en esta clase de partidos no hay favoritos, se va a demostrar adentro de la cancha quién está mejor", analiza Juan Manuel Díaz. "Las estadísticas, las rachas, todo eso queda de lado. Si no estás concentrado los 90 minutos...", aporta Damián Albil.

Todos ya juegan el clásico, todos quieren salir ya a la cancha. Están en juego los tres puntos, pero no sólo eso: de un lado, la responsabilidad de responder frente a un estadio completamente ocupado por la propia gente; del otro, la posibilidad de festejar una victoria después de mucho tiempo y en la cara del rival de siempre.

"Estudiantes es el campeón de América y por eso hay que felicitarlo. Se lo dije a los jugadores, pero a nosotros no nos pudo ganar (fue 1-1 por el torneo local) y eso lo sabemos. Acá no hay misterios ni venganza. Son tres puntos que tenemos que recuperar porque perdimos con Godoy Cruz", saca presión Leonardo Carol Madelón. Y se muestra, como todos, sorprendido por la falta de lobos en las tribunas: "Nunca me pasó algo así. Hay que estar preparado para el episodio. Eso no tiene que desconcentrarnos ni sacarnos de nuestro plan. Hay que entrar y tratar de conseguir lo que buscamos. Hay que jugar con el alma".

Alma de clásico. Ya no hay vueltas. A jugarlo...

Comentá la nota