La vuelta del Rally Dakar ya conmociona a la Ciudad

Desde mañana hay un corte total en la 9 de Julio
La cuenta regresiva hacia la largada del Rally Dakar, que tendrá lugar el viernes, ya le está alterando el ritmo a Buenos Aires. Por un lado, los cortes de tránsito arrancaron entre ayer y anteayer sobre la avenida 9 de Julio y la avenida Sarmiento, en la zona de Plaza Italia, mientras los fanáticos del automovilismo podrán conocer, desde hoy y hasta pasado mañana en la Rural, los 372 vehículos que participarán en esta competencia que, por segunda año consecutivo, se correrá en la Argentina y Chile.

Contra los críticos que ponen el énfasis en las complicaciones que la carrera trae para la vida cotidiana de los porteños, el Gobierno de la Ciudad defiende su decisión de apostar al Rally Dakar.

"Es un hecho que le da a la Ciudad trascendencia y visibilidad a nivel mundial. Es muy importante para la promoción del turismo, que es una de las principales fuentes de trabajo en la Ciudad. Además, el día de mayor actividad es el 1° de enero, que es un día feriado, por lo cual el incordio de tránsito es mucho menor. En resumen nos parece que traer el Rally es muy bueno y compensa las complicaciones", dijo a Clarín el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Para el viernes, con la largada, que se realizará en el Obelisco, se anuncia un programa de más de cinco horas con entrada gratuita, en el cual autos, motos, camiones y cuatriciclos se dejarán ver por el centro de Buenos Aires y habrá también invitados especial y animaciones. El ruido de los motores seguramente hará vibrar no sólo a quienes les gusta al automovilismo, sino a al Ciudad completa.

La avenida Sarmiento ya está interrumpida totalmente desde Libertador hasta Plaza Italia y seguirá en esas condiciones hasta el sábado.

Y en la avenida 9 de Julio también comenzaron las reducciones de calzada. Ayer, hacia las 18.30, la cola en la avenida ya se notaba desde la bajada de la autopista Illia hacia el sur. Es que, apenas cruzando Corrientes y pasando la plazoleta, quedaban tres carriles libres. Los otros cuatro estaban ocupados por lo que será el escenario donde subirán los autos.

Ese corte se prolongaba hasta la calle Sarmiento. Pero en la cuadra siguiente, de 9 de Julio hasta Perón, había otros cuatro carriles ocupados, con una enorme carpa blanca. En tanto, el carril de la derecha de la mano contraria, hacia Libertador, también estaba cortado porque se armaron dos mangrullos de estructura tubular.

"Los problemas empezaron desde el domingo. Menos mal que se nota que mucha gente se fue a pasar las fiestas afuera y hay menos tránsito; si no esto hubiera estado mucho peor", comentó el taxista Carlos Boveri, sin disimular cierto fastidio.

Mañana a las 10 de la mañana quedará cortada totalmente la 9 de Julio, entre Corrientes y Bartolomé Mitre, aunque estará liberado el cruce por Perón y por Mitre.

Ya el primer día de 2010 será prácticamente imposible transitar por la zona porque estará cortada totalmente la 9 de Julio entre Tucumán y Avenida de Mayo, igual que la avenida Corrientes entre Libertad y Cerrito.

La vuelta a la normalidad está prevista para el sábado 2 de enero, a las 6 de la mañana.

El Gobierno de la Ciudad concedió los permisos para estos cortes con sólo tres condiciones para los organizadores: que se hagan responsable de la integridad física del público y de los competidores; que se encarguen de conseguir apoyo policial y que en todo momento permitan circular a los frentistas y a vehículos de emergencia.

Así lo establece la resolución emitida la semana pasada por el ENTUR, el Ente de Turismo del Gobierno de la Ciudad.

El epicentro de los días previos del Dakar será La Rural, donde se podrán conseguir autógrafos y ver de cerca a las máquinas, mientras se espera hasta el viernes. Ese día los vehículos desfilarán por la rampa instalada a metros del Obelisco, para luego comenzar a alejarse de Buenos Aires, que volverá a ser la ciudad a la que están acostumbrados los porteños.

Comentá la nota