Vuelco: Marcó del Pont ocupa el lugar de Redrado

Vuelco: Marcó del Pont ocupa el lugar de Redrado
Cristina Kirchner designó en forma sorpresiva a la presidenta del Banco Nación al frente de la autoridad monetaria. El Ejecutivo quiere mostrar un cambio del rumbo económico.
En un nuevo intento por retomar la iniciativa política, el matrimonio presidencial designó a Mercedes Marcó del Pont en lugar del removido jefe del Banco Central, Martín Redrado. La decisión llegó menos de veinticuatro horas después de que la comisión bicameral cumpliera con el trámite de emitir el dictamen que aconsejaba desplazar al golden boy. Así, Cristina Fernández de Kirchner se dio finalmente el gusto de firmar el decreto que eyectó de la administración pública a Redrado.

Con la designación de Marcó del Pont, el gobierno nacional intenta dar por superado el conflicto y salir de la crisis –inesperada y fulminante– que lo envolvió en el mes de enero. Por la tarde, los voceros del oficialismo convocaron a una conferencia en Casa Rosada para anunciar que la Presidenta había firmado el decreto 189 de remoción de Redrado.

El anuncio presidencial de que la actual titular del Banco Nación ocupará el despacho principal de Reconquista 266 constituye un giro de 180 grados con respecto a la primera variante que el oficialismo había analizado: el ex directivo del Fondo Monetario Internacional, Mario Blejer. El banquero que ocupó la presidencia del Central durante el interregno de Eduardo Duhalde había sido convocado por el ministro de Economía, Amado Boudou, a pedido de la Presidenta. Sin embargo, sus exigencias y la desconfianza de Néstor Kirchner hicieron naufragar su regreso a la entidad. Ya en ese momento, el ex presidente empezó a considerar la posibilidad de poner a un hombre propio en el Central para evitar que el desplante del golden boy se repita.

El nombramiento de la economista que integró las filas del Plan Fénix implica, en primer lugar, un reacomodamiento en el interior del gabinete nacional. Marcó del Pont acababa de ser nombrada en el Nación. Pero sobre todo expresa un cambio de rumbo que apunta a reconciliarse con los sectores de centroizquierda que aún albergan esperanzas en el proyecto en curso. La flamante presidenta del Banco Central tiene un perfil desarrollista y durante los noventa integró la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE), un espacio que enfrentó duramente la política económica del menemismo. Fuentes oficiales informaron a Crítica de la Argentina que Marcó del Pont asume en comisión hasta septiembre y su pliego será enviado al Senado durante la etapa de sesiones ordinarias que se iniciará el 1 de marzo. El kirchnerismo pretende que cumpla con el resto del mandato de Redrado y vuelva a someterse al acuerdo de la Cámara alta en septiembre para quedar al frente del Banco Central por un período de seis años.

Durante la conferencia de prensa, en la que permitió sólo cinco preguntas, la Presidenta criticó el "excesivo ritualismo" de la oposición y sostuvo que después de un mes de idas y venidas, "el resultado es prácticamente el mismo" que había iniciado el año. En ese momento, tras la negativa de Redrado a convalidar el Fondo del Bicentenario, Cristina pretendió despedirlo a través del DNU 18. Como dice la chacarera, "tanto correr para llegar a ningún lado", dijo. Después hizo un llamado a la reflexión a los partidos y dirigentes de la oposición para que no sigan colaborando con "la obstrucción de las instituciones". "Toda esta tensión institucional, estos hechos que no le hacen bien a la Argentina, podría haberse obviado si se hubiera actuado con mayor grado de racionalidad", afirmó.

Enseguida, volvió a defender la potestad del Ejecutivo para tomar decisiones y cuestionó a la Justicia sin nombrarla. "Este episodio que hemos vivido merece un análisis lo más racional y frío posible acerca del rol de las instituciones y las competencias, que es competencia del Poder Ejecutivo administrar el país y, en este caso, remover también al presidente del Banco Central". Fue en el marco de una conferencia en la que la Presidenta volvió a responder las preguntas con ataques a las empresas periodísticas y a los periodistas.

Fernández de Kirchner anunció además que la intención oficial es conformar un Consejo Económico integrado por el Ministerio de Economía y el Banco Central, una manera de garantizar que la autonomía de la entidad no volverá a invalidar las decisiones de política económica que tomen los Kirchner. Según pudo saber Crítica de la Argentina, el objetivo de la pareja gobernante es comenzar a tratar la creación del Fondo del Bicentenario el 3 de marzo, en la primera semana de sesiones ordinarias.

Bienvenida por la CGT y la UIA

Las principales organizaciones de trabajadores y patrones aprobaron la designación de Mercedes Marcó del Pont. En la CGT, donde Hugo Moyano siempre consideró a la funcionaria como su candidata preferida a ocupar el Ministerio de Economía, se interpretó la llegada de Marcó del Pont al Central como una oportunidad de avanzar en dos reclamos de la organización sindical: la reforma de la ley de entidades financieras y la de la Carta Orgánica de la autoridad monetaria. Mientras que en la Unión Industrial (UIA) valoraron el perfil "desarrollista" de la sucesora de Martín Redrado. "Me parece excelente, es una mujer comprometida con el proyecto y el modelo del Gobierno, y que tiene una gran capacidad técnica", dijo Omar Plaíni, jefe del sindicato de canillitas, diputado nacional y vocal de la CGT. José Ignacio de Mendiguren, vicepresidente de la UIA, dijo que la funcionaria "es muy sólida en lo que hace a la economía de la valorización productiva". Juan Carlos Sacco, vocal de la entidad fabril, destacó que Marcó del Pont "interpreta muy bien el sentir industrial".

Comentá la nota