El "voto positivo" distanció a Cobos de la UCR

El presidente de la UCR, Ernesto Sanz, reconoció ayer el resurgimiento de "diferencias" internas con el sector liderado por el vicepresidente Julio Cobos, por el voto a favor de la remoción de Martín Redrado del Banco Central, y recibió una dura respuesta de los aliados del mendocino, que defendieron su postura en la comisión bicameral
El ex titular de la UCR y actual jefe del bloque de Senadores, Gerardo Morales, fue uno de los más críticos sobre la decisión de Cobos. Le reprochó que actuara sobre la base de su "opinión personal y no la del partido". Las declaraciones del jujeño motivaron una respuesta

de la senadora por Mendoza Laura Montero -que integra el círculo más cercano al vicepresidente-, que dijo que no sabe "por qué Morales se arroga para sí la opinión del partido radical, cuando simplemente se expresa una visión personal". "Muchos radicales han expresado su apoyo a la decisión adoptada por el vicepresidente", destacó la legisladora. En su descargo, Montero también incluyó a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que ejerció presión sobre Alfonso Prat Gay para que no acompañe la postura de Cobos y se posicione en contra del Gobierno nacional.

Por lo pronto, el jueves y viernes de la próxima semana habrá una cita obligada para el diálogo entre ambos sectores, durante un cónclave radical en la ciudad bonaerense de San Nicolás, al que ya confirmaron su presencia los cobistas. Para bajar el tono de la discusión, Sanz aseguró que "ni Cobos, ni yo, ni nadie es candidato" presidencial para 2011, ya que este año el partido lo que tiene que hacer es "construir primero un programa de Gobierno" para 2011.

Comentá la nota