Se votó pedir la expropiación del predio para la planta de Camet

El Concejo encomendó al Ejecutivo que gestione ante la Legislatura provincial la sanción de una ley que permita adquirir el terreno donde se construirá la nueva planta de tratamiento de residuos domiciliarios.

El Concejo Deliberante declaró ayer de utilidad pública y encomendó la expropiación de un predio de 187 hectáreas donde la empresa Obras Sanitarias Mar del Plata-Batán (OSSE) tiene previsto construir una nueva planta para realizar un tratamiento integral de los residuos cloacales.

El terreno se encuentra ubicado en el barrio Parque Peña, a unos 500 metros de la actual planta de pretratamiento de Camet.

En el artículo 1°, el texto votado ayer por el cuerpo deliberativo establece textualmente: "Declárase de utilidad pública y sujeto a expropiación el terreno identificado catastralmente como Circunscripción II Rural, Parcela 26 del Partido de General. Pueyrredon".

Durante la prolongada sesión de la víspera, en este expediente los concejales también autorizaron a la empresa municipal a solicitar un crédito "con entidades financieras públicas o privadas, provinciales, nacionales o internacionales", para financiar la adquisición del predio.

Ahora la Municipalidad, a través de OSSE, está en condiciones de iniciar los trámites ante la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires para que, a través de una ley, los diputados y senadores bonaerenses hagan efectiva la expropiación.

Este tipo de trámite tiene un antecedente relativamente cercano en Mar del Plata. Fue en los primeros años de la gestión del intendente Elio Aprile cuando se pidió y obtuvo ante la Legislatura una ley de expropiación para liberar de edificaciones el terreno de la manzana 115, donde después de un -por entonces- muy promocionada implosión, se abrió un espacio verde.

Negociación que no prosperó

La decisión adoptada ayer por el HCD fue el único camino que le quedó al municipio para contar con el predio elegido luego de que funcion arios de OSSE negociaran la adquisición directa con el propietario, durante varios meses.

Sin embargo, esa operación no prosperó debido a que el dueño comenzó a exigir una suma de dinero que, para las autoridades, resultó "excesiva" y no se ajustaba a los valores de mercado.

Según consta en los expedientes, cuando la negociación comenzó a avanzar en firme, se había establecido un valor de referencia de 11 mil dólares la hectárea. Sin embargo, con el correr de los meses, el propietario comenzó a exigir un monto más elevado al percibir que el municipio tenía un interés muy firme en comprar ese terreno. Así, llegó a pedir una cifra de 16.500 dólares por hectárea al contado o de 19 mil dólares en cuotas.

En ese punto, los concejales decidieron dejar sin efecto la autorización que le habían dado a la empresa OSSE para negociar la adquisición directa de las tierras y optaron por avanzar con el trámite de expropiación.

No obstante, se sabe que esta vía demandará un trámite mucho más prolongado que si se hubiera concretado la compra directa.

Además del trámite de sanción de la ley, que de por sí es largo, habrá que aguardar que se expida la comisión de tasación que designará la Provincia para fijar el "precio justo" en que se cerrará la operación.

Esta demora complica los planes de OSSE, que pretendía tener encaminada la obra de la nueva planta una vez que fuera completada la construcción de emisario submarino, cuyo inicio está previsto para este mes.

Comentá la nota