El voto local, botín preciado en Galicia.

Los candidatos del PP y del PSOE pasaron por el país y prometieron mejoras para los inmigrantes.
El socialista Emilio Pérez Touriño, presidente de la Xunta de Galicia, busca la reelección en las próximas elecciones autonómicas del 1° de marzo. Alberto Núñez Feijóo, candidato a la presidencia de esa comunidad por el Partido Popular (PP), quiere que Galicia vuelva a estar gobernada por la derecha, después de cuatro años de gobierno del PSOE.

A los dos los separan, claramente, las ideologías. Sin embargo, los unen -aunque con matices- las propuestas que tienen para Galicia y para sus habitantes dentro y fuera de la región.

Ambos visitaron la Argentina con el objetivo de captar el voto de los gallegos residentes en el país, que son unas 120.000 personas habilitadas para sufragar, lo que representa el 36% del padrón electoral que vive afuera de España. Un botín preciado que puede inclinar la balanza.

Tanto Touriño como Feijóo se apoyan sobre una misma plataforma de gobierno y proponen defender los derechos de los gallegos en la Argentina y equiparar la asistencia y la ayuda sanitaria que reciben con la de los habitantes de Galicia.

Fomentar los derechos de participación política, social e institucional y hacerlos constar por ley, para que no dependan del gobierno de turno, es la principal propuesta de Touriño para los gallegos que residen en el país.

"El nuevo estatuto de autonomía debe dedicarle un apartado a la inmigración, porque no hay nada establecido en la actual Carta Magna gallega. Se debe reconocer todo lo que ha hecho la inmigración y todo lo que seguirá haciendo en el futuro", declaró el actual presidente de Galicia.

Según comentó Feijóo, la propuesta del PP radica en ahondar en los derechos políticos y sociales y continuar con lo que hizo su partido a lo largo de los años a cargo del gobierno de la región. El candidato hizo hincapié en los derechos políticos y se refirió especialmente a la instalación del voto urna, eje de discordia con el PSOE durante la campaña. Al referirse a la Argentina, Feijóo sostuvo que se dará derecho a la nacionalidad "a todos los nietos de gallegos, porque eso no puede depender de la ideología de un antepasado".

Otro pilar dentro de ambas campañas es el de los derechos sociales. Touriño dijo que seguirá con la creación de centros de día, y continuará con la mejora de las pensiones de la ancianidad y la atención para la salud. También la oposición aboga por mantener un mínimo de dignidad para los gallegos que tengan dificultades económicas en la tercera edad y garantizarles la sanidad en cualquier lugar de España.

Tanto para Touriño como para Feijóo, el voto de la Argentina es clave, y es decisiva su importancia en el recuento final, ya que aquí se encuentra la comunidad de gallegos más grande fuera de Galicia.

Comentá la nota