El voto de los latinos, la llave a la Casa Blanca

Los demócratas esperan que los hispanos aporten la diferencia definitiva para ganarle el próximo martes a McCain
MIAMI.- "¡Viva el votooo!", celebra y a la vez urge el gobernador demócrata de Nuevo México, Bill Richardson. Aunque su nombre no lo delate, su madre es mexicana, él pasó su infancia del otro lado de la frontera y habla español como un latino más. Por eso fue convocado por Barack Obama.

"No pueden dar la victoria por segura. ¡Voten!", clama Richardson a los hispanos que lo escuchan. ?La clave de esta carrera está en Colorado, Nuevo México y Nevada. Si votan por Obama, la elección se terminó?, les explica. Según lo que anticipan las encuestas, exactamente eso ocurrirá el día de las elecciones (el próximo martes).

Cuatro años atrás, el presidente George W. Bush ganó en los tres bastiones y se quedó también con el 40% de los votos latinos en todo el país, un récord para los republicanos con el que se aseguró su reelección. Pero esta vez los demócratas esperan que los hispanos aporten la diferencia para ganarle a John McCain. Según el Centro Hispánico Pew, Obama se llevaría el 66% de los votos de este sector del electorado, frente al 23% para el republicano. Según Zogby, la brecha es aún mayor: 70 a 21%.

Las colas que se forman en Florida y otros estados para votar por anticipado muestran una presencia inusual de latinos . Pero Obama no da por sentado su impacto. Menos aún cuando de los 44 millones que viven en Estados Unidos sólo un bloque tiene papeles, menos aún ciudadanía, y de éstos son minoría los que se registran y votan.

Otra vez según el Centro Pew, sólo uno de cada cinco latinos votó en 2006. Pero aun así, el martes próximo podrían alcanzar el 9% del total y convertirse en la llave de la Casa Blanca.

Por eso, en sus avisos en español, Obama los insta a optar por él para alcanzar ?el sueño americano?.

McCain también lanzó spots en español. Remarca que él es uno de los abanderados de la lucha por una amplia reforma inmigratoria en el Congreso. Y aunque se llevó el 70% de los votos latinos de Arizona en su reelección como senador en 2004, sabe que la lucha es cuesta arriba. La reforma fracasó por el rechazo de sus colegas de partido.

?Durante el debate por la reforma inmigratoria quedó muy claro que gran parte del lenguaje y la retórica de [los republicanos] hizo que los ciudadanos latinos creyeran que éramos antilatinos?, reconoció McCain. El vivió el repudio en carne propia durante las primarias. Uno de sus competidores, el fervoroso legislador antiinmigrante Tom Lancredo, le envió un plato de nachos cuando coincidieron en un restaurante, por considerarlo demasiado ?chicano?.

Las encuestas, por lo pronto, muestran que Obama marcha primero en casi todos los estados con alta presencia de latinos. En California gana por 57 a 36 por ciento, en Colorado por 51 a 45, en Nevada por 49 a 45,5 y en Nuevo México por 50,7 a 42,3. McCain sólo lidera en Texas (54 a 40,7) y su estado, Arizona (47,7 a 41,7).

?No sé si va a ser una barrida, pero el martes 4 estará complicado, sí?, reconoció ayer a LA NACION un estratego latino que trabaja en la campaña de McCain y que, por razones obvias, pidió resguardar su nombre.

Florida, fundamental

El, al igual que muchos otros, cifra sus últimas esperanzas en ganar Florida para, desde allí, dar la sorpresa.

Los relevamientos en ese estado muestran a Obama al frente (47,7 a 45,8), pero con una diferencia que cae dentro de los márgenes de error estadístico. Por eso, el senador republicano nacido en Cuba Mel Martínez ve una oportunidad.

?Estamos cabeza a cabeza, lo cual es una buena noticia para la campaña de McCain?, afirmó ayer, y lanzó otra ofensiva contra los medios, que ya descuentan una derrota republicana, y contra Obama. ?Nunca viajó a la región ni sabe mucho sobre ella. Pero a los inmigrantes aún nos importa lo que dejamos atrás.?

En Florida conviven tres grandes bloques que se inclinan por McCain: los militares y sus familias directas, los jubilados y los cubanos anticastristas. Pero el estado también muestra una realidad cambiante. Hace 20 años, el 72% de los latinos del estado votaba por los republicanos. Ahora, sólo el 33% se afilió al partido, frente al 38% que se registró como demócrata y el 27,5% que se inscribió como independiente.

El pastor Wilfredo de Jesús, miembro del Consejo Nacional de Asesores Latinos de Obama, cree que el demócrata tiene más para ofrecer, a pesar de que la campaña de McCain lo contactó hace algunos meses y dialogó con el republicano sobre temas de la comunidad. ?Creo que McCain estaba en lo cierto dos años atrás, cuando planteó la necesidad de una suerte de «amnistía» para los inmigrantes sin papeles. Pero ahora se corrió, para asimilar la agenda de la mayoría de los republicanos?, contó a LA NACION desde Chicago.

?Obama, en cambio, mantiene su idea de abrir un camino para regularizar a los inmigrantes. Nadie habla de algo sencillo, podría tomar años lograrlo, y los inmigrantes deberán ir al final de la cola, pero es un camino. Es un mensaje para las 12 o 14 millones de personas que saben que tendrán una senda para seguir y obtener la ciudadanía?, explicó.

-¿Cree que en estas elecciones cambiará el tradicional desinterés de los latinos a la hora de votar?

-Oh, sí, lo creo, por todo lo que pasó estos años en el área inmigratoria. Y, también, porque Obama los moviliza con su mensaje de esperanza, diálogo y unidad.

La vocera hispana de McCain, Hessy Fernández, oriunda también de Cuba y criada desde los 15 años en Florida, cuenta con que los latinos vayan a votar, pero que recuerden quién abogó por ellos durante los últimos años en el Capitolio. ?El hecho de que haya todavía muchos indecisos significa que hay serias dudas sobre Obama y sobre si está preparado para liderar. McCain sí lo está.?

Pero para el director de la organización Democracia USA, Jorge Mursulli, que aboga por la participación electoral de los hispanos, se trata de un despertar cívico más allá de los candidatos. ?Los latinos se están dando cuenta de que sin votar no cuentan en este país?, señaló.

FINANCIAL TIMES

LONDRES(AFP).- El influyente diario de negocios británico Financial Times apoya la candidatura de Barack Obama a la presidencia de Estados Unidos, anunció ayer el matutino en un editorial en el que precisa, sin embargo, que coincide más con la política comercial del republicano John McCain. ?Obama es la mejor opción?, señaló FT, que cuenta con 1,3 millones de lectores en el mundo.

CÓMO VOTAN

ERIC ETHAWN, 31 años

Chef de una empresa de catering

Voto por Barack Obama porque necesitamos un cambio, porque McCain es como un hermano menor de George W. Bush. Antes votaba por los republicanos, pero vivía en Hattiesburg [Mississippi], que fue destruido por el huracán Katrina. Me tuve que mudar y venir a Birmingham.

Ya no quiero que esa gente esté en la Casa Blanca. No sirve. Hoy tengo trabajo, pero en este momento de crisis tengo miedo por mi casa, que está en las afueras de la ciudad. Estoy algo atrasado en los pagos de la hipoteca y estoy tratando de renegociar los intereses.?

Comentá la nota