Voto, festejo y refugio.

Acompañado por su padre y el intendente municipal de Malargüe, Juan Agulles, el gobernador Jaque emitió su voto a las 12.10 y en la mesa nº 11 de la escuela Gendarme Argentino del departamento donde nació.
En horas de la tarde y luego de almorzar con su familia (ayer festejó los 50 años de casado de sus padres) Jaque viajó a la ciudad para esperar los resultados en el tercer piso de la Casa de Gobierno, mientras que la gente de su partido se concentró en un hotel céntrico de la calle San Lorenzo.

Aunque finalmente los resultados le asestaron un duro golpe a los candidatos del PJ, durante el medio día Jaque se había mostrado optimista.

"Estimamos que vamos a poder superar el número de las bancas que hay en juego con respecto a lo que tenemos, lo cual obviamente, nos va a ayudar a que en los dos años y medio que nos queda de gestión podamos tener un mayor acompañamiento para aquellas cosas que los mendocinos esperan", afirmo el Gobernador en referencia a sus expectativas frente a estas elecciones.

Comentá la nota