"Si no nos votan, peligran las reformas"

El histórico líder guerrillero uruguayo viajará hoy a Buenos Aires junto a su compañero de fórmula Danilo Astori. A las 19.30 la dupla "Pepe-Danilo" le pondrá la letra y los Olimareños la música al acto del Frente Amplio en el Luna Park.
Faltan 45 días y tanto por hacer. José "Pepe" Mujica acaba de protagonizar un spot de campaña y atiende a Página/12 del otro lado de la línea. El histórico líder guerrillero uruguayo insiste en que es importante el viaje que hará hoy a Buenos Aires junto a su compañero de fórmula Danilo Astori. A las 19.30 la dupla "Pepe-Danilo" le pondrá la letra y los Olimareños la música al acto del Frente Amplio (FA) en el Luna Park.

La coalición de centroizquierda gobernante viene a convocar a sus seguidores –que son mayoría en el medio millón de uruguayos residentes en Argentina– a que viajen a votar el 25 de octubre. A la presidenta Cristina Fernández Mujica le pedirá mañana que les autorice el feriado. Se calcula que unos 30 mil uruguayos viajarán y ese número suma en una elección que no está cantada.

Según un último sondeo de la consultora Cifra, el 45 por ciento de los entrevistados piensa votar por el FA, que fue fundado en 1971 y llegó al gobierno por primera vez en 2005, y un 32 por ciento por el Partido Nacional o Blanco, encabezado por el ex presidente neoliberal Luis Alberto Lacalle. En un lejano tercer lugar se ubica el Partido Colorado, que tiene a Pedro Bordaberry de candidato. En una eventual segunda vuelta, es casi seguro que los colorados apoyen a los blancos.

–¿Cuál es el mensaje que les trae a los uruguayos residentes en Argentina?

–Este gobierno inició una serie de reformas de salud, tributaria, educación y planes sociales, entre otras, que son positivas para el porvenir de Uruguay. El mensaje es el siguiente: si no nos votan este avance se pondrá en peligro. La filosofía de nuestros contrincantes es la de apuntar al mercado. A nosotros nos ha ido bastante bien: la economía es estable, ha habido mayor inversión y bajó la desocupación. Pusimos en evidencia que se puede crecer y a la vez distribuir.

–Usted tiene un amplio apoyo en los sectores pobres. ¿Qué le reclamarán a un nuevo gobierno del Frente Amplio?

–Poder vivir mejor. Tenemos la obligación de acabar con la indigencia, que, si bien cayó un 50 por ciento, sigue siendo seria. La ambición de estos sectores es la de poder incorporarse al escalón más bajo de la clase media y tener un trabajo estable. Fíjese que los orientales somos más aldeanos y no tenemos las ansias de consumo de las grandes urbes.

–Acá se está debatiendo una nueva ley de radiodifusión. ¿Piensa romper con los monopolios de los medios en su país?

–Nosotros nos preocupamos por todos los monopolios. Cuando son naturales defendemos al Estado. Y si no, buscamos instrumentos para limitarlos. Igual, creemos que la nueva tecnología cuestiona a los monopolios tradicionales de la información. Hay una mayor diversificación de los medios y más sistemas de comunicación alternativos que combaten la concentración.

–¿Qué tiene pensado hablar con la presidenta Cristina Fernández?

–Le voy a pedir la licencia para que los uruguayos puedan viajar a votar.

–¿Tratará el tema Botnia?

–Eso lo tiene que hablar el gobierno. Ahora todo el mundo espera el fallo de La Haya. Algún día Argentina va a tener que industrializar la madera y fabricar plantas de celulosa. Brasil tiene por lo menos cinco plantas de celulosa.

–¿Por qué cree que se llegó a esta instancia entre ambos países?

–Me parece que hubo mucha pasión y el fenómeno se fue de las manos. La gente que trabaja en Botnia cuida del medio ambiente y es inteligente: tiene mucha plata para ganar. Teníamos que defender de cara al mundo que, cuando Uruguay se compromete con una empresa, se la juega hasta el final.

–También tendrá una reunión con Mauricio Macri. ¿Qué piensa decirle?

–Darle mi respeto. Mi país es muy pequeño y no se debe meter en los pleitos de la Argentina. Debemos mantener relaciones con todos los sectores políticos. (Hace silencio y agrega.) Hasta con los sectores del campo.

–¿Piensan seguir avanzando con reformas impositivas?

–Se puede mejorar más. Partimos de esta idea: el que tiene más debe pagar más.

–¿A qué se refirió cuando dijo que en Economía pondría a alguien de derecha?

–Por el afán de repartir no se puede perjudicar el clima de inversión, de previsibilidad. En cuanto cambian mucho las reglas, los inversores emigran. Tenemos que dar estabilidad.

–¿Por qué el gobierno de Tabaré Vázquez no derogó la Ley de Caducidad, teniendo mayoría en el Congreso y esperó a que los movimientos sociales lanzaran la campaña para convocar al referéndum?

–Porque a la Ley de Amnistía la sostuvo el voto de la gente. Formalmente se podría haber conseguido su anulación con una mayoría parlamentaria. Pero preferimos recorrer este camino, aunque sea más lento.

–¿Cómo seduce al 11 por ciento todavía de indecisos en una elección que se avecina reñida?

–Estamos en esa lucha. Es parte del trabajo molecular de nuestra campaña.

–¿Se tiene fe?

–¡Claro!

Comentá la nota