Votación unánime del tarifazo municipal

Ediles y mayores contribuyentes avalaron una nueva ordenanza fiscal e impositiva con un fuerte incremento en los montos de tasas y derechos que cobra la Municipalidad. Concejales de la oposición destacaron el consenso logrado, aunque no se privaron de criticar a la administración de Graciela Rosso.
A las 20, media hora más tarde de lo establecido, comenzó a la asamblea de mayores contribuyentes en el Concejo Deliberante. Los concejales –con la ausencia de la princista Inés Otero- y los 14 asambleístas Alcides Mosca, Eduardo Selvino, María del Carmen Villione, Gerardo Amado, Ricardo Massieri, Claudio Cisilino, Juan Ramos, Fernando Bordignon, Gustavo Romero, Carlos Larraburu, Sergio Martini, Walter Baffa, Mario Schiavi y Norlindo Álvarez avalaron las ordenanzas fiscal e impositivas que contemplan un aumento de tasas y derechos cercano al 50 por ciento. El asambleísta Hugo Leal dio el presente pero estuvo ausente en el momento de la votación.

Por la mañana se llegó a poner en duda la realización de la asamblea, pero la sospecha se despejó cuando llegó un extenso informe que el Departamento Ejecutivo adeudaba: los datos del personal y funcionarios municipales.

El oficialista Mauricio Molinero destacó, en una breve intervención, el "profundo y minucioso trabajo realizado por el secretario de Economía, Marcelo Forneris. Es un trabajo logrado y profundo, que será una herramienta esencial para estas y las futuras gestiones". Y agregó que la nueva norma "cubrirá el desfasaje entre lo que se recauda y el costo de los servicios, además de ser más equitativo en el cobro y aplicar medidas para reducir el gasto".

"Es el resultado de un trabajo de dos meses en comisión, en el que todos los concejales aportaron ideas, propuestas y siempre se llegó a un consenso. En particular del concejal Faro, que siempre aportó pensando en la gente. El consenso primó por sobre todas las diferencias partidarias", subrayó Molinero.

Pablo Tonini, más allá de respaldar el proyecto, se despachó con una andanada de críticas al Departamento Ejecutivo. "Luján es una ciudad con características diferentes a otras y con riquezas, edificios y organismos, industrias, campos productivos que aún hoy siguen siendo el monedero de muchos, que nos hacen muy beneficiados. Por todo esto no tendríamos que ser absolutamente dependientes de Provincia. Para hacer cualquier obra tenemos que esperar recursos de Provincia y Nación. Hacemos o no dependiendo de ellos y eso es lamentable", expresó.

"No podemos permitir un agujero negro en los salarios –agregó-. Son los sobresueldos de los funcionarios. No metemos a todos en la bolsa, pero muchos sin merecerlo cobran un 50 por ciento de disponibilidad permanente. Ser funcionario no tiene límite de horario, debe estar a disposición de su área y su rol. Estas horas extras encubiertas no deberían tenerlas los funcionarios y más si son de afuera. No dan más tiempo que el resto de los empleados. Lo vemos todos los días. En ocasiones, reiteradas, directamente no vienen. En esto hay que demostrar".

En ese punto se mencionó una nota llegada al Concejo media hora antes de la asamblea, en la que se anuncia desde el Ejecutivo que se está realizando un "análisis pormenorizado respecto de las disposiciones permanentes".

"Con esta norma le damos el caballo. No le quepa duda que ahora la queremos ver jinetear", graficó.

El vecinalista Oscar Luciani remarcó los datos "mentirosos del INDEC" y explicó el respaldo al incremento de su bloque. "Las tasas se dan como contraprestación de un servicio y hay que pagarlo con lo que se recauda. Pero otra cosa es dar el servicio como corresponde".

"Este Ejecutivo, si quiere que los vecinos paguen, debe ser más eficiente brindando los servicios", enfatizó, y dijo que "hay recursos que se están desperdiciando, con gastos enormes en personal".

Adelantó que pedirá la eliminación no sólo de la disponibilidad permanente, sino también de secretarías y direcciones inútiles como de Relaciones Internacionales".

El princista Salvador Domingo Faro destacó el aporte de la oposición, "de modo que la intendenta pudo conseguir las normas que necesitaba con un grupo reducido de concejales. A pesar del trato público que ha tenido con la oposición".

"Es la norma más antipática que le puede tratar al cuerpo deliberativo, pero ponemos buena cara al mal tiempo. La administración municipal deja mucho que desear y si bien felicitamos gestiones obtenidas para obras, las licitaciones públicas parecieron dirigidas y sólo parecían aparentar transparencia. (…) Acá no brilla nada", dijo Faro.

"Los servicios son deficitarios y desperdiciamos un gran caudal. Pero a pesar de las críticas llegamos a una ordenanza consensuada. Este puede ser un gran inicio", planteó el edil de GEN Roberto Monzón. "Pensemos en un Luján mejor y quien venga en 2011 continúe con sus políticas. Que esta sesión y esta ordenanza, con tanto consenso, sea la piedra basal de una mesa de consenso", agregó.

Ariel Notta, en tono oficialista, expresó: "Es cierto que los municipios necesitan indudablemente en cambios en la coparticipación y cambios en el cobro de tributos. Hoy tratamos un expediente que la oposición del Concejo no acompañó. Se trata de un empréstito. Y es cierto que no toda brilla, pero se trabajó en la ordenanza impositiva durante dos meses, con una tarea previa de un año y medio. Y se modifican cobros como los del cementerio que ni siquiera cubrían el costo de los papeles que se utilizan".

"La actitud de todos los concejales permite tener una ordenanza más moderna que la anterior", agregó el edil.

Luego de un cuarto intermedio por leves modificaciones, la nueva ordenanza fiscal se votó a las 22.20. La impositiva fue avalada, también por unanimidad, después de exponer distintas posturas acerca del aumento de la mal denominada "tasa agraria".

La asamblea concluyó a las 22.58. Y los ediles se aprestaban a deliberar en una sesión ordinaria sin pronóstico de grandes debates.

Desde esta noche el Departamento Ejecutivo está habilitado a iniciar su aplicación en la última facturación bimestral del año.

Comentá la nota