A un mes de la votación, las campañas se potencian

Restan cinco semanas para los comicios legislativos del 28 de junio. Con las cartas echadas y algunas propuestas, los candidatos salen a buscar votos. El oficialismo, con varias fórmulas locales, parece acaparar todo. Pero deberá conjugar esfuerzos para retener las dos bancas de diputados nacionales.
Hace pocas horas, durante el fin de semana largo y en ocasión de los actos por el aniversario de la Revolución de Mayo, el gobernador Luis Beder Herrera dijo estar "conforme" con la campaña proselitista con vistas a las elecciones legislativas del próximo 28 de junio, al sostener que "se acabó la entrega de bolsones y chapas" en nuestra Provincia.

"Creo que los candidatos tienen que hacer propuestas a la comunidad y no andar dando cosas", remarcó una vez mas.

Pese a la insistencia de su mensaje, los candidatos esperan otra postura. Tal vez no chapas y, a lo mejor, algunos bolsones. Pero saben que, sin nada, les será muy difícil arrasar en las urnas como habitualmente suele hacer el peronismo riojano.

Así las cosas, con los aspirantes a cargos legislativos del oficialismo con las manos tendidas y esperando, la campaña entra en calor a cinco semanas de los comicios y con las cartas echadas.

Hasta ahora, no abundaron propuestas, algo muy característico en campañas para elecciones legislativas, a pesar de algunos esfuerzos.

En el estamento de candidatos a diputados, lo mas interesante se escuchó de la bederista Teresita Madera y sus concejales y de algunos representantes del quintelismo, especialmente Ernesto ‘Harry’ Pérez.

También tiene iniciativas en desarrollo el actual ministro Carlos ‘Cacho’ Luna, que mostró, junto al quintelismo, una capacidad de movilizaciòn importante que, hasta ahora, solo igualó la fórmula del otro ministro, Délfor ‘Pocho’ Brizuela y Madera.

El resto no se caracterizó aún por dejar trascender propuestas innovadoras y, dentro del oficialismo, la mayoría espera el desenlace de la campaña para fortalecer sus proyectos.

Desde la oposición, aún con muchos menos recursos, todo es muy tibio, casi frío. El radicalismo recién este lunes le puso algo de color en Capital con una locreada en el club Riojano a la que asistió el titular del partido a nivel nacional, Gerardo Morales. El resto del arco opositor no ha mostrado aún sus armas y se descuenta que no tiene una suficiente capacidad de movilización como para confrontar con el peronismo de igual a igual.

Mientras tanto, lo que debería ser la gran preocupación para el oficialismo, no parece serlo para sus candidatos de distrito: las bancas de diputados nacionales en juego. La Rioja renueva dos y el peronismo necesita retenerlas en ‘ofrenda’ al kirchnerismo que las reclama porque quiere conservar la mayoría en el Congreso para apuntalar al gobierno de Cristina.

Pero algunas encuestas que maneja el Ministerio del Interior encendieron la alarma en el oficialismo, cuyos candidatos, Jorge Yoma y Griselda Herrera, se muestran indiferentes y distantes el uno del otro por diferencias surgidas durante el armado de las listas y otras pre-existentes.

El radicalismo, con la buena imagen de Julio Martínez, su principal candidato, podría arrancarle una banca, no por ganar las elecciones (algo casi imposible por la idiosincracia peronista de La Rioja) sino porque el PJ podría no alcanzar los votos suficientes para retenerlas. Para ello, necesita doblar al segundo que, casi sin dudas, serán los radicales.

En esa cuestión, y en ver cual de las tres fórmulas del oficialismo gana la Capital, estará la clave de una elección legislativa que, según los resultados que arroje, puede incidir o no en el panorama político de cara a 2011.

¿Por qué?. Porque si Yoma gana por abrumadora mayoría y el PJ conserva las dos bancas, el actual embajador podría comenzar a pensar en la Gobernación, mas allá de haber dicho hace pocas horas que su futuro político lo va a ‘consensuar’ con Beder Herrera porque así lo pactaron en 2007.

Y porque el resultado en Capital puede producir cambios en el aparente equilibrio de poder entre los sectores internos del PJ. No es lo mismo que gane la alianza lunista-quintelista (‘Cacho’ Luna-Silvia Machicote) que el bederismo puro (‘Pocho’ Brizuela-Teresita Madera). Muchos se preguntan si la alianza entre la Vice y el intendente capitalino no irá ‘por todo’, en caso de obtener un triunfo en la Capital.

Incógnitas, varias incógnitas, que recién quedarán develadas el 28 de junio a la noche.

Comentá la nota