Volvió el "zapatazo": ahora contra la presidente del Tribunal Supremo israelí

La presidente del Tribunal Supremo de Israel, Dorit Beinish, fue golpeada en la cara con un zapato que le lanzó un intruso en la audiencia, informaron medios locales.
El atacante, un hombre de alrededor de 60 años, entró en la sala de la Corte y preguntó a los presentes si Beinish era la presidente, tras lo cual se desató un zapato y lo lanzó al rostro de la magistrada, indica el diario israelí Yedioth Aharonot en su versión digital.

Antes de que Beinish fuera sacada de la sala y los agentes de seguridad consiguieran reducir al agresor. Éste tuvo tiempo de lanzar un segundo zapato que la jueza esquivó metiéndose debajo de la mesa.

El portavoz del Supremo, Shai Meir, declaró que "el golpe fue tan fuerte que (Beinish) se cayó de la silla y parecía que había perdido la conciencia. Todo el mundo se puso histérico".

Según Meir, el agresor gritó a la presidenta del Supremo: "Eres una corrupta, has arruinado nuestras vidas y serás una corrupta toda tu vida".

El incidente se produjo durante una sesión en la que el Supremo estudiaba la petición de una organización para que no le retiren la licencia para operar un invernadero de cannabis con fines medicinales en los Altos del Golán (territorio sirio ocupado desde 1967 por el Estado de Israel).

Comentá la nota