Volvió Sarkozy: "Me quedé sin gasolina"

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, dijo hoy en París que el reciente malestar sufrido cuando corría el domingo a mediodía fue sólo una cuestión de energía.
"Me quedé sin gasolina, como a todo el mundo le puede pasar", dijo el mandatario al término del último gabinete de gobierno en el Palacio del Elíseo, antes de las vacaciones, que pasará con su esposa y sus hijos a orillas del Mediterráneo.

El domingo pasado, el político conservador de 54 años se sintió mal mientras corría a mediodía cerca de su residencia en Versalles, y fue llevado al hospital, donde pasó la noche en observación.

"Tuve un golpe de fatiga, pero quiero decir a los franceses que mi salud es buena", insistió el presidente, quien también agradeció los mensajes recibidos por numerosos mandatarios extranjeros interesándose por su salud.

"He pasado toda una serie de exámenes que dan como resultado que no tengo nada", añadió el activo mandatario.

"Tengo que descansar", concluyó Sarkozy, que ahora inicia tres semanas de vacaciones con su esposa, la cantante Carla Bruni, en la casa que la familia de ella tiene en Cap Negre, en la Riviera francesa.

Comentá la nota