UPC volvió a rechazar pedido del radicalismo para discutir por la banca de senador nacional

El bloque radical intentó ayer, por tercera vez consecutiva, que Unión por Córdoba discuta un proyecto de declaración para repudiar las actuaciones judiciales que lleva adelante el apoderado del PJ, Domingo Carbonetti, con el propósito de desplazar a Ramón Mestre de la banca de senador nacional y colocar allí a Eduardo Mondino.

Miguel Nicolás, el autor de la iniciativa, se erige en el defensor de la banca de su aliado/rival en la interna partidaria, Mestre, para disfrutar de la incomodidad que provoca el proyecto entre las bancas oficialistas. En Unión por Córdoba las aguas están divididas, entre quienes respaldan el arrebato del delasotista Carbonetti ante la Justicia Electoral y los que entienden que ya la suerte está echada, y que nada bien le hace a Unión por Córdoba convertirse en una especie de juecismo con el reclamo de que "abran las urnas" (aunque no es la misma situación ni es idéntico el planteo, como se pretende instalar desde la UCR y el Frente Cívico y Social). De hecho, en la Casa de las Tejas no ven con buenos ojos esta novela tribunalicia. La diferencia entre Mestre y Mondino es estrecha y Carbonetti argumenta que si se abren unas 200 urnas con actas que considera sospechosas podría quedar segundo, detrás de Luis Juez, el candidato de Unión por Córdoba.

La sesión de ayer fue express, en buena medida por el comprensible apuro de los legisladores por llegar a sus casas para ver por televisión el partido de Argentina (después de todo, no había ningún tema urgente en la agenda de la Cámara). Además de rechazar la estocada radical, se aprobaron la expropiación de un terreno en el departamento General Roca (para la pavimentación de la ruta provincial 26) y dos radios urbanos (Chilibroste, Los Cocos y Plaza de las Mercedes).

Igual, terceros

"Es una chicana dilatoria", dijo Nicolás refiriéndose a la serie de presentaciones judiciales de Carbonetti. Y confió en que pese a ello, "el peronismo no va a dejar de salir tercero, por primera vez en su historia, y el senador nacional por la provincia de Córdoba (por la minoría) va a ser Ramón Javier Mestre".

La de ayer fue la tercera sesión en la que Nicolás busca que se trate su proyecto, pero la primera en que, tras el rechazo oficialista, pide una reconsideración, es decir que contó con cinco minutos para hablar.

El legislador radical usó mucho menos que cinco minutos para desafiar a Carbonetti a discutir el asunto, mientras el apoderado del PJ, que también es representante, lo escuchaba sin sentarse a su banca.

Nicolás aseguró ayer a LA MAÑANA que el próximo miércoles otra vez pedirá el tratamiento sobre tablas de su proyecto de declaración. "Hasta que acepten", amenazó.

El repudio

La iniciativa radical manifiesta el "repudio a la actitud de la alianza electoral transitoria Unión por Córdoba de desconocer la voluntad popular expresada en las elecciones nacionales del 28 de junio pasado".

Para la UCR, Carbonetti tiene el "único e inconfesado objeto de dejar planteada una duda en la sociedad sobre los verdaderos resultados electorales".

"Lamentamos que el gobernador Schiaretti, autoproclamado jefe del Partido Justicialista y de la alianza Unión por Córdoba no tenga la hidalguía de reconocer resultados electorales adversos, y que no advierta que arriesga quedar en la historia argentina parangonado con Manuel Fresco, aquel tristemente célebre gobernador de la Provincia de Buenos Aires durante la Década Infame, cuyo nombre es sinónimo de fraude electoral", concluye.

Comentá la nota