La CCC volvió a marchar por el centro

La Corriente Clasista y Combativa (CCC) se movilizó ayer hasta las puertas de la delegación centro de la Ansés (Sarmiento y Rioja) para solicitar la instrumentación de un plan de viviendas populares. Si bien la movida duró una hora, volvió a convertir al microcentro de la ciudad en un verdadero caos de tránsito, ya que se llevó adelante sobre el filo del mediodía y cuando los automovilistas corrían ante el pánico de la llegada de un granizo que nunca se materializó.
La marcha convocó a unas mil personas de 30 barrios de la ciudad. "Tratamos de no generar caos, pero el drama de quienes no tienen trabajo ni techo nunca se resuelve de fondo", aseguró el líder de la CCC en Rosario, Eduardo Delmonte.

Ayer, mientras el alerta meteorológico iba ganando las noticias, los manifestantes no podían sacar los ojos del cielo oscurecido sin pausa. "¿Sabe lo que pasaron los pibes cuando se les voló el techo, en medio del agua y todo oscuro?", planteó Delmonte a LaCapital en referencia al temporal del 2 de febrero. "Ahora tienen mucho miedo cada vez que ven una tormenta", explicó mientras se aprestaba a concluir el acto antes de que se desatara el aguacero.

Para el líder de la CCC, la incomodidad del tránsito interrumpido debe compararse con el caos diario de los que no tienen trabajo. "Es muy duro pensar cada día qué vas a comer, eso es terrible, te impide hablar de proyectos, de futuro. Eso también es un caos, y los que no lo pasan no tienen idea de lo que significa", señaló.

La marcha tuvo como objetivo reclamar viviendas populares, reactivar el plan federal para las cooperativas que construyen sus propias casas y reiterar que hay una deuda incumplida con los sectores que deben subsistir por fuera del sistema socio económico. "Sólo se construyeron 56 unidades en el barrio Cariñito (Rouillión al fondo), proyecto que tiene pendiente la tercera y cuarta etapa. Durante seis años el gobierno nacional tuvo viento a favor, acumuló superávit y no destinó unos 500 millones para construir viviendas en Rosario", dijo Delmonte y recordó que "hay muertos cada vez que llueve".

Sin resolver quedan las necesidades de los vecinos de barrio Toba, Travesía e Industrial "que es como un pozo", señaló Delmonte, sólo a modo de ejemplo. "Cuando venga la presidenta (Cristina Fernández) que se arremangue los pantalones, que se ensucie y que vea la pobreza estructural que tiene Rosario y que forma la tercera parte de esta ciudad", argumentó.

Comentá la nota