Volvió Marcelo Coronel luego de sus controvertidas vacaciones.

Aquellos que pregonaban una posible hecatombe municipal ante la separación matrimonial del Intendente Municipal Marcelo Coronel y la Senadora Provincial Adelma Arguissaín, tendrán que esperar al menos un tiempo más, puesto que el jefe comunal, antes de volver a ocupar el principal sillón político de General Rodríguez, llegó a un acuerdo político con su ex esposa con el fin de apaciguar la situación y dejar que las discrepancias se vayan solucionando con el tiempo.
Con ésta alternativa, Coronel se reincorporó a su trabajo el día lunes antes de las 8 de la mañana y tomó como primera medida la realización de tres reuniones en forma consecutiva: la primera con los secretarios y subsecretarios del Departamento Ejecutivo, la segunda con los concejales del bloque del Frente para la Victoria y finalmente con las consejeras escolares.

A todos les transmitió la misma noticia referente a su distanciamiento personal de Arguissaín, pero también aclaró que ¨la compañera no hará ningún tipo de escándalo¨ y seguirá dentro del grupo político que actualmente maneja el municipio.

Tal vez por una cuestión de sentirse más cómodo, solamente a los secretarios y subsecretarios, les deslizó que estaba comenzando una nueva relación de pareja, algo que había sido el comentario en todos los pasillos de la comuna en el último mes.

Coronel nunca habló en las reuniones de pedir algún tipo de licencia y mucho menos de renunciar, por lo que lo único que solicitó es que quienes tengan intenciones de formar parte de su lista sean pacientes y esperen a que se aclare el panorama político en todos los órdenes.

Al término de la jornada Coronel se mostró más que satisfecho, dado que el reinicio de las actividades fueron relativamente tranquilas y nada hace prever que introduzca grandes cambios en el gabinete, como otro sector interno pregonaba durante su licencia.

Un dato que no puede dejarse de lado es el comentario que hizo un secretario al salir del salón Garrahan: ¨Lo vi más jovial, feliz, con muchas pilas y hasta me parece que debe tener unos cinco kilos menos que cuando se fue de vacaciones¨.

VINO CON OBRAS

En otra parte de la reunión y para ¨motivar a la tropa¨, Coronel manifestó haberse reunido con el presidente del Partido Justicialista Néstor Kirchner en la quinta de Olivos. Según adujo, en la charla no solamente se habló de política interna, sino que se habría traído entre sus manos una serie de obras públicas que podrían comenzar antes del mes de junio como lo son, la repavimentación de la Ruta 5 en todo su trazado, la culminación y la entrega de las primeras 300 casas del barrio Villa Arrarás y unas treinta cuadras de pavimentos para distintos sectores del distrito.

¨Con éstas obras y un poco de voluntad de parte de ustedes podemos salir adelante y hacerle frente a las elecciones generales¨, habría comentado el jefe comunal a sus seguidores políticos, quienes por temor o por no tener intenciones de polemizar, aceptaron los dichos del Intendente y se volvieron a sus oficinas.

Comentá la nota