Volvió el consenso: el PAF pasó a comisión.

Volvió el consenso: el PAF pasó a comisión.
La Cámara baja provincial se reunió pasadas las 14 y, como lo anticipó EL LIBERTADOR, se dedicó pasar a comisión decenas de expedientes, entre el que destacó el Programa de Asistencia Financiera 2008, que no había entrado oficialmente en el período anterior. La homologación legislativa es clave para que el Ejecutivo pida el reintegro de los 232 millones de pesos que se presupuestaron en el ejercicio pasado pero nunca llegaron por las diferencias parlamentarias.
Por fortuna, las diferencias políticas, en algunos casos profundas, como se advierte en los últimos meses, quedaron de lado. Así se pudo concretar pasadas las 14 que la Cámara baja pudiera reunirse en su primera sesión del período de ordinarias. Lo destacable fue que el expediente que encendió la mecha el año pasado -el que buscaba la homologación del Programa de Asistencia Financiera (PAF)- pudo finalmente pasar a comisión.

En rigor, ese tema remitido por el Ejecutivo provincial apenas se firmó con la Nación, esto fue en noviembre, ni siquiera había sido ingresado al circuito parlamentario, con lo queda de manifiesto el nivel de confrontación que reina.

Así, los diputados de la Provincia también demostraron unanimidad de criterios en torno a un tema trascendente para la comunidad, como lo es el incremento en la tarifa del servicio eléctrico, que preocupa y mucho y que pareciera tener a los legisladores ocupados para encontrar una salida (ver aparte).

Por otra parte, rechazaron in-limine los juicios políticos contra ministros del Superior Tribunal de Justicia y sancionaron la primera Ley del año, la cual establece el 30 de octubre como Día de la Democracia. Los demás expedientes que integraban el orden del día -incluido el PAF 2008- pasaron a las comisiones respectivas.

La sesión, presidida por Josefina Meabe de Mathó en el arranque de su séptimo mandato al frente del cuerpo, se inició con tal demora, fue convocada para las 11, porque se produjo, quizá porque tanto oficialistas como opositores cayeron en la cuenta de que no conviene seguir enfrentándose mientras la crisis causa estragos (ver aparte), una extensa "Labor Parlamentaria".

Una hora después, registrándose la sesión culminó, con la sola ausencia del diputado Héctor Snihur, por razones de salud.

Se decidió también que las reuniones habituales de todas las Comisiones sigan efectuándose en los mismos días y horarios que tuvieron en 2008.

Comentá la nota