S&P volvió a agitar fantasma del default

Aunque la mayor parte de la biblioteca económica coincide en que los vencimientos de deuda son aún manejables para la Argentina, incluso en un contexto de falta de financiamiento en los mercados, la calificadora Standard & Poor's se preocupó por poner esta aseveración bajo signos de interrogación.
En un largo informe en el que analiza los cambios de gabinete, plantea en uno de sus puntos «dos posibles escenarios de incumplimiento-», en referencia al pago de la deuda para 2010. Esos escenarios en los que se plantearían «estos eventos de incumplimiento» son los siguientes:

# Primero, la posibilidad de que el Gobierno implemente una operación de manejo de pasivos para mejorar su perfil de deuda de corto plazo, «lo que S&P podría interpretar como un canje asimilable a un evento de incumplimiento». Detalla que el Gobierno analizó durante algún tiempo el canje de Boden 2012. Pero señala que aún no está claro si continuará con esa idea ni los términos en que sería implementada. «Si los términos cumplieran en la definición de S&P sobre un canje asimilable a un evento de incumplimiento, bajaríamos la calificación soberana de la Argentina a SD», o sea default selectivo.

# El segundo escenario es mucho más complejo. Advierte que un deterioro mayor de la economía podría llevar a « medidas drásticas y no anticipadas», que podrían generar una corrida de depósitos y sobre la moneda que «sentaría las bases para el incumplimiento de la deuda del Gobierno, a pesar de los modestos pagos de deuda que vencen en el mediano plazo».

Según los cálculos de la calificadora, los vencimientos de deuda no son tan significativos. Es más, la relación entre deuda y PBI es del 47%, pero por lo menos un 25% está en manos del propio Gobierno (ANSES, Banco Central y otros organismos). «La falta de acceso a los mercados de deuda constituye una debilidad creciente importante», aclara, aunque enseguida reconoce que «la política de Hacienda de financiarse mediante la emisión de deuda pública a diferentes agencias oficiales le permitirá refinanciar su servicio de deuda durante lo que resta de 2009 y proveerá cierto margen para una parte de 2010».

¿Cuánto debe pagar la Argentina? Durante el segundo semestre son u$s 13.500 millones, aunque sólo u$s 6.000 millones está en manos privadas.

Comentá la nota