Volvieron los trabajos pero sigue el descreimiento.

Volvieron los trabajos pero sigue el descreimiento.
Desde hace unos días, y en la jornada de ayer se pudo apreciar con mayor énfasis, que comenzaron a realizarse nuevamente las obras públicas en la ciudad. A pesar de que son las obras de mayor jerarquía dentro de la localidad, como son la de Avenida Lavalle y Antártida Argentina, los vecinos siguen descreyendo que las obras se van a finalizar.
Después de varios días sin ningún tipo de trabajo en las obras de la ciudad, en la jornada de ayer se pudo apreciar que nuevamente se retomaron las obras de la Avenida Antártida Argentina, una de las principales vías de entrada y salida de vehículos de la ciudad.

EL DEBATE realizó una recorrida por varias de las obras que se han reiniciado, y pudo dialogar con distintos vecinos de la zona, que nos manifestaron su entusiasmo por ver que la ciudad comienza a crecer, pero a la vez consideraron poco probable que se finalicen las obras.

"Hace más o menos 17 días que no trabajaban en el lugar. Yo especialmente trabajo en un supermercado de los chinos, sobre la calle que están asfaltando, y la clientela decía era toda política y que no iban a continuar las obras.

Según las personas con la que yo tengo mucho contacto tienen fe, pero ahora que ven el movimiento, anteriormente no", destacó Jorge Álvarez un vecino del lugar.

Descreimiento

"Vemos beneficioso todo lo que se hace, especialmente la Antártida Argentina que será un carril rápido para ir a la ruta, y sería una especie de descanso para las calles del barrio. No habría tantos accidentes", dijo el vecino y reveló que "no creemos que se vayan a finalizar las obras. Vemos que ahora nuevamente se están poniendo en marcha, pero la verdad que después de tantos anuncios y tantas promesas no realizadas, hay un descreimiento bastante importante por parte de la gente del barrio y de la zona".

Puentes aéreos

Otro de los puntos importantes que supo desarrollar Álvarez, fue sobre la seguridad que habrá que empezar a tener en cuenta de aquí en adelante, por aquellos vecinos de la zona que quieran cruzar de un lado al otro de la avenida.

"Lo que si se debería realizar puentes aéreos porque de otra manera se haría imposible cruzar para el otro lado. Más si tenemos en cuenta que va a ser una vía muy rápida por donde circulen los autos, y seguramente lo van a hacer a gran velocidad.

Sería lo mejor construir puentes aéreos antes de que pase algún accidente.

Hay dos o tres semáforos a poco del viaducto y después no hay más. Y esto va a ser tierra de nadie cuando terminen las obras", indicó sobre la situación que se está viviendo en el lugar, y en la que puede desencadenar si no se toman los recaudos necesarios.

En tanto, en otra de las obras que llevan mayor retraso en la ciudad, la de Avenida Lavalle, se pudo apreciar nuevamente los trabajos en el separador de la calle.

Esta construcción del separador central de 90 cm. de ancho con cordón perimetral será de hormigón, logrando un mayor ordenamiento vehicular desde la calle Pellegrini hasta Teodoro Fels.

Por este motivo, EL DEBATE pudo dialogar con uno de los vecinos de la zona, que circula habitualmente por donde se están llevando a cabo los trabajos, y nos habló al respecto.

"Paso siempre por acá cuando voy a trabajar, la verdad es que lo veo re lento a este trabajo. El de Gallesio y Mitre tardó menos, y la verdad es que se está poniendo un poco molesto porque en las horas pico es imposible circular.

El micro agarra por otras calles, y tras que el servicio de colectivo es pésimo, que circule por otras calles más angostas y con un tránsito impresionante te da mucho miedo de que ocurra un accidente", destacó José Medina sobre el malestar que le producen los desvíos que está realizando la empresa de colectivos con la que se traslada a su trabajo, a causa de estas obras.

No van a terminar

Por último, este vecino indignado por la situación, manifestó su descreimiento por la finalización de las obras que se están llevando a cabo, y sobre las que fueron anunciadas.

"Además siempre ves las máquinas que hacen lo mismo, sacan cemento y nunca avanzan en otra cosa. Yo creo que están haciendo tiempo para decir que algo están haciendo, porque ahora que perdieron los Kirchner no van a terminar nada esto.

Es una lástima, porque es uno de los accesos a la ciudad, y espero que no quede todo roto como está, porque hubiera preferido que quede como estaba antes.

Espero que no destruyan más y pongan el asfalto como corresponde antes de que sea tarde, porque si no mandan la plata, como se comenta esto va a ser un desastre", concluyó Medina consternado por la situación en que se encuentran las obras.

Comentá la nota