Volvieron las restricciones en el uso del agua en La Angostura.

El intendente firmó el decreto que restablece el horario de riego en la localidad. Es por las elevadas temperaturas y el uso excesivo del líquido.
El uso racional del agua potable no logra calar hondo en la población de esta localidad. Por eso, el intendente Ricardo Alonso resolvió por decreto volver a implementar las restricciones al riego domiciliario porque se disparó el consumo del vital elemento, lo que provoca problemas en el abastecimiento de algunos barrios.

La restricción entró en vigencia ayer, según se informó desde la dirección de Comunicación del municipio. En el comunicado se señaló que la decisión se tomó “ante la situación climática imperante y debido a los elevados picos de consumo generados por el exceso de riego domiciliario”.

El Decreto 138/09 establece que sólo se podrá regar desde las 6 hasta las 12. La restricción tendrá vigencia tanto en espacios públicos como privados dentro del ejido municipal hasta el 30 de abril.

Aunque quedaron exceptuados aquellos usuarios que cuenten con pozo propio o aspiren agua con bombas del lago, ríos o vertientes y también a los lavaderos que posean habilitación municipal.

Marcha atrás

Las quejas por la falta de agua o de presión han aumentado en lo que va del verano y así se refleja en los llamados a radios locales.

Las restricciones en el riego han sido una constante cada verano por la falta de obras de infraestructura que garanticen un normal abastecimiento en esta localidad que está rodeada de lagos.

Sin embargo, el Ejecutivo municipal había resuelto en noviembre pasado anular las restricciones para el riego domiciliario, porque confió que las obras ejecutadas cubrirían la demanda. Pero esta semana, el intendente tuvo que dar marcha atrás.

“A pesar de la realización de importantes obras para aumentar los caudales y la calidad de agua en los tanques cisternas de Lomas del Correntoso, y más allá de la ejecución de obras de captación en el lago Correntoso, que permiten mantener los niveles en las mismas, los elevados picos de consumo generados por el exceso de riego domiciliario, producen una baja en la presión de la red de distribución que imposibilita la provisión del líquido en los puntos altos de la red de agua potable”, explicaron desde la comuna.

La medida faculta a inspectores y directores de área a labrar infracciones y aplicar las sanciones para los usuarios que no acaten la restricción, que se implementa a pocos días de la realización de la Fiesta de los Jardines.

Comentá la nota