Volvieron los piquetes a presionar en diferentes zonas de la ciudad

a ciudad estuvo jaqueada ayer a la mañana por varios piquetes protagonizados, en su gran mayoría, por organizaciones de izquierda que se apostaron frente a tres centros municipales de distrito y la sede local del Ministerio de Desarrollo Social santafesino, en Sarmiento y Mendoza. Mientras reinaba el caos de tránsito en distintas partes de la ciudad, sobre el mediodía funcionarios municipales y provinciales advertían que la ayuda por la tormenta del 2 de febrero "ya terminó" y aseguraron que los cortes de calle "están enrareciendo el clima". Sin embargo, desde la agrupación Cuba MTR insisten en exigir más chapas y tirantes para familias que no fueron contempladas en la distribución. Hacia la tarde los piquetes se fueron desactivando.
La metodología de la organización política Cuba MTR fue clara: copar durante la madrugada los accesos a los centros de distrito y cortar las calles para promover un rápido contacto con el Ministerio de Desarrollo Social y con Promoción Social del municipio. Un dato llamativo fue la poca gente que sustentaba cada piquete.

La situación enrareció el clima que el sol abrasador del mediodía ya había tornado irrespirable. Especialmente en el centro, donde circular en la hora pico era una quimera y la indignación de los automovilistas se elevaba al constatar que los piquetes que originaban los embotellamientos no estaban sustentados por más de 10 ó 20 personas.

"No eran del barrio". En el centro de distrito Sudoeste de Ovidio Lagos al 4100, unas veinte mujeres cortaron ambas manos de la calle. "A los empleados no los dejaban entrar ni salir, y perjudicaban a los vecinos que tenían que hacer trámites. Cuando nos acercamos, los propios manifestantes nos dijeron que recibían instrucciones de Cuba MTR ", detalló el director del minimunicipio, Diego Beretta.

En el distrito Oeste la situación fue parecida. El cruce de Presidente Perón y Felipe Moré amaneció cubierto de troncos y ramas que impidieron el tránsito, aunque se permitía el paso de ambulancias. Y si bien no hubo destrozos ni quema de cubiertas, se vivieron momentos de tensión cuando la policía intervino para levantar el corte y restablecer, sobre las 12, la circulación de vehículos.

"No había ningún vecino conocido y los referentes del piquete no eran de este barrio. Esto estuvo sincronizado con los (cortes en los) distritos Sudoeste y Noroeste", indicó la responsable del edificio de Perón y Felipe Moré, Lorena Carbajal.

Vigilia. Ya desde la noche del domingo un grupo de 50 personas se había concentrado en la rotonda de Provincias Unidas y Juan José Paso para impedir por la mañana el ingreso de los empleados municipales al centro de distrito Noroeste. Muchos de ellos finalmente regresaron a sus hogares, tras dialogar con funcionarios.

"Acordamos una reunión para el viernes con el fin de buscar una solución al problema habitacional, más allá de la tormenta. La idea es promover el trabajo cooperativo y la autoconstrucción con materiales que podamos proveerle a la gente", destacó Marcelo Tenaglia, el director del distrito Noroeste, donde la protesta se desarticuló a media mañana.

En el centro. La manifestación se completó con el enésimo piquete en Mendoza y Sarmiento, donde funciona la sede del Ministerio de Desarrollo Social. "A todos los planteos críticos como consecuencia de la tormenta ya se les dio respuesta", respondió el titular de la dependencia provincial, Julián Galdeano.

En pleno corte, uno de los referentes de Cuba MTR justificó la planificación de los cortes para "que el Estado se haga cargo, porque se entregaron algunas cosas pero quedaron muchas familias que no tienen ni techos ni tirantes". Pero según Galdeano, la agrupación de izquierda tenía un total de 135 familias distribuidas en el Centro Itatí y en Villa Banana y ayer requirió ayuda para otras 140 familias.

Límites. Sobre la vuelta a los cortes de tránsito, el funcionario recordó que ya existía con anterioridad un encuentro entre las partes, pero consideró: "Cuba MTR tiene una actitud demasiado violenta con una metodología de ir al choque y probablemente un afán político por encima de la sensibilidad social. Sus planteos políticos superan los límites del diálogo democrático".

Por todas partes

La calurosa jornada de ayer también tuvo otros cortes que fueron cambiando con el correr de las horas. Temprano, vecinos cortaron en Mendoza y Wilde, en el acceso a la autopista a Córdoba y en Newbery y Alvarez Condarco. También hubo una protesta frente al Palacio de los Leones, de parte de un grupo de cartoneros.

Comentá la nota