Volvieron a ensuciar con aerosol el frente de la Escuela

En el Colegio Crear

Manos anónimas, totalmente desocupadas y sin nada positivo para hacer, no tuvieron mejor idea que volver a ensuciar con inscripciones escritas en aerosol el frente de un establecimiento escolar; algo que ya es repetido en nuestra ciudad, pero no por repetido deja de ser repudiable y censurable.

Esta vez, como ya le ocurriera en otras oportunidades, el establecimiento educativo dañado es el Colegio Crear, en su ubicación de la calle Dorrego, entre Alvear y Frías. Ante la reiteración de estos hechos, correspondería preguntarse dos o tres cuestiones, no más, aunque realidad podrían hacerse múltiples consideraciones. Pero en primer término, debería preguntarse a los autores de estos hechos vandálicos e irracionales, ¿cuál es el motivo para realizar estas pintadas? ¿No hay otra forma de expresar lo que se quiere decir, que no sea ensuciando paredes? ¿Los autores de estos hechos, conocen lo que cuesta pintar el frente de una escuela? ¿Cuál es la satisfacción que tiene al finalizar 'el trabajo', el individuo que lo hizo? ¿No será hora de que alguien adopte o instrumente las acciones correspondientes para evitar, o al menos tratar de evitar, que estos hechos sigan consumándose? Es una inquietud, que dejamos para que tome quien corresponda, si es que se estima que alguna medida debe instrumentarse.

Comentá la nota