"No volví a la política para calentar un sillón"

Daniel Torres (58) es el nuevo director de Vivienda de la comuna. En una charla a fondo con La Vanguardia, adelantó los objetivos del primer semestre y habló del Plan Federal y de la política en tiempos K.
¿Por qué aceptó hacerse cargo de un área tan complicada y en medio de una gestión? –En realidad esto nació hace un tiempo cuando el intendente Pérez y el arquitecto Cortés, que son dos personas que yo respeto y reconozco en lo personal más allá de las diferencias políticas que hemos tenido en su momento, me plantearon la posibilidad de llevar adelante este desafío, porque creían que yo podía aportar algo a la gestión. Como no me disgustó la idea acepté. En verdad yo creía que mi ciclo, mí tiempo en la política había terminado, pero siempre aparecen estas oportunidades para volver y acá estoy. Considero que el hecho de que hayan pensado en mí me reconforta porque quiere decir que más allá de los resultados que uno pueda llegar a obtener, se ha valorizado la parte humana que, en definitiva, termina siendo lo más importante. Hoy estoy atravesando un problema personal con mi familia bastante delicado, del cual estoy seguro vamos a salir adelante, y eso también en su momento me hizo dudar de aceptar un cargo de este nivel. Pero bueno, a la vida hay que pelearle…así que acepté y ahora hay que trabajar para tratar de devolver con resultados la confianza que han depositado en mí.

-¿Sabe que es un cargo de una extrema responsabilidad por la demanda que existe en el distrito?-Absolutamente y por eso me tomé este tiempo para pensarlo. Este es un desafío importante y por eso digo que si no puedo cumplir con los objetivos, daré un paso al costado. Eso lo tengo bien en claro. Yo no volví a la política para calentar un sillón, ni para poner un sello. Vengo a trabajar para la gente, pero si las cosas no salen voy a ser el primero en replantear mi continuidad porque yo no vivo de la política que quede claro.

Comentá la nota